El coche no arranca por frío; prepara tu coche para el invierno

Hay muchos conductores que se ven obligados a aparcar en la calle y entre los resultados de este estacionamiento, puede que te encuentres con que el que el coche no arranca por frío. Te contamos qué hacer ante esta situación y cómo puedes llegar a evitarla con el mantenimiento adecuado.
Fecha: 
29/10/2020
 

Con el invierno llega el frío y los coches, como muchas personas, pueden llegar a coger un catarro. Lejos de estornudar, puede que te encuentres con que el coche no arranca por el frío. Oh, oh… problemas.

No te preocupes, sabemos que es un fastidio que te montes una mañana en el coche y te encuentres con que el coche no arranca, pero todo tiene solución. Coge aire, respira y no te pongas nervioso. Te contamos qué hacer ante esta situación y cómo puedes llegar a evitarla con el mantenimiento adecuado.  

Cómo arrancar el coche con frío

Si eres de los conductores afortunados que tiene un garaje donde encerrar al coche durante las noches, genial. Sin embargo, hay muchos otros conductores que se ven obligados a aparcar en la calle. Si a ti te ha tocado ser del segundo grupo, estarás familiarizado con las marcas clásicas de un vehículo estacionado en la calle, como los excrementos de pájaro o el hielo en el parabrisas en invierno.

También te toca lidiar más a menudo con este problema en el que el coche no arranca por frío. Pero tranquilo, te damos algunos consejos por si alguna vez te encuentras en esta situación.

  • ACCIONA EL CONTACTO VARIAS VECES

Esta acción suele tener resultados en los coches diésel. Si notas que el coche no arranca por mucho que le des la vuelta a la llave en el contacto, para. Porque al final vas a acabar partiendo la llave, y eso es un problema más grave todavía.

Prueba a accionar el contacto dos o tres veces. No lo hagas de forma inmediata, espera a que el piloto de la resistencia amarilla de los testigos luminosos del coche se apague. Esto hará que los calentadores o bujías entren en funcionamiento y calienten la cámara de combustión.

  • CALIENTA LA BATERÍA

La batería del coche es uno de los elementos que más averías o problemas suele ocasionar. Una batería del coche sin usar se va a descargar y vas a tener que cargarla antes de arrancar, pero el frío también le afecta bastante. Si la batería del coche no está algo templada, va a ser complicado que el vehículo arranque a la primera.

Una alternativa casera que tienes a este problema es, como no puede ser de otra manera, calentar la batería. Si has accionado varias veces el contacto y el coche no arranca por el frío, ponte manos a la obra. Calienta un trapo en seco -en un microondas, con la plancha, con un secador- y colócalo sobre la batería durante unos minutos. Como si estuvieras arropándola. La batería entrará en calor y será más fácil que reaccione al arranque.

  • NO ARRANQUES DE GOLPE

Arrancar, arranca. Pero no hagas que el motor tenga que trabajar a grandes revoluciones nada más empezar a circular. Evítalo manteniendo el motor en ralentí unos minutos para que el sistema de lubricación y el motor puedan calentarse lo suficiente para ofrecer un rendimiento mayor al vehículo.

Es decir, enciende el motor, deja que esté en funcionamiento y espera unos segundos antes de meter la marcha y salir del lugar de estacionamiento. Generalmente, vas a poder arrancar sin problemas en cuanto los testigos luminosos se apaguen, pero espera un poco más, y acomódate en tu asiento.

Quítate el abrigo, ponte el cinturón, busca tu emisora favorita o comprueba que los más pequeños están bien sentados en sus sillas homologadas si te toca viajar con niños en el coche. Con todo esto, podrás arrancar y comenzar tu ruta.

Cuidar el coche en invierno

Los vehículos debes cuidarlos en todas las temporadas del año, pero es cierto que en invierno requieren más atención. No solo porque puede que no arranquen por alguno de los motivos que hemos explicado en el punto superior. De la misma manera que hay ciertos consejos para conducir en verano y superar el calor, el frío también tiene su aquel.

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los conductores que aparcan en la calle es el hielo en el parabrisas. La gran mayoría tiene que ponerse a rascar -con cuidado de no rayar el cristal o estropearlo- o echar agua caliente encima del parabrisas para que el hielo se desvanezca.

Otra situación que se repite por el cambio de temperatura del interior del vehículo con el del exterior, es que se empañan los cristales con mayor rapidez. No te preocupes, hay varias maneras para desempañar el coche en invierno rápidamente. Puedes utilizar el aire acondicionado, abrir las ventanillas o encender la calefacción del coche.

Ahora que llega el frío, ten cuidado también con el hielo en la carretera que se forma generalmente a primera hora de la mañana o en aquellos lugares con climas muy fríos en invierno. Si te toca conducir con nieve, asegúrate de que tienes unas cadenas de nieve adecuadas para hacerle frente.

En SGS ITV te atenderemos en otoño, invierno, primavera y verano sin cambios. Pide tu cita previa ITV  cuando lo necesites en nuestras estaciones y ven a vernos.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados

02/06/2020
Puede que durante el estado de alarma y el confinamiento no hayas movido el vehículo, pero has...
arrancar coche
23/05/2019
Para algunos conductores, el estacionamiento paralelo puede ser una auténtica pesadilla. Pero como...
como aparcar en línea
09/01/2020
Uno de los puntos más importantes, y que puede suponer una ITV desfavorable o negativa es la...
limpiaparabrisas itv


Volver
Top