Cómo pasar la ITV de tu coche diésel a la primera

Cada vez las inspecciones realizadas en la ITV de los coches diésel son más rigurosas y estrictas, esto se debe a la normativa de mejora del medio ambiente que hace que este ente sea mucho más minucioso en cuanto a los agentes contaminantes de los vehículos.
Fecha: 
29/04/2022
 

Debido a esto, los conductores de este tipo de vehículos se encuentran a la expectativa de cómo pasar la inspección ITV diésel de forma segura, en vista de tantos controles por parte de las autoridades sobre las emisiones contaminantes. A continuación, te indicaremos cómo lograrlo.

Pasos para pasar la ITV de tu diésel

Teniendo en cuenta que uno de los principales objetivos de la inspección técnica de vehículos es comprobar que el coche tenga las condiciones de seguridad óptimas para circular correctamente, además de que reduzca las emisiones de los gases de escape.

En este último aspecto en donde se enfatiza la ITV durante la inspección de un coche diésel, pero si sigues al pie de la letra los siguientes pasos, tu vehículo puede controlar el nivel de humo que expulsa.

 

Verifica el humo que expulsa el coche

Esto debería ser una rutina establecida de tu vehículo diésel donde observes el color del humo, esto es fundamental, ya que más allá de pasar la inspección de la ITV, tu vehículo diésel puede alertarte sobre algún fallo. En el caso de que el humo sea de color negro y denso y se profundiza al acelerar el motor, es un claro indicativo de fallo en los inyectores de tu diésel o incluso de los filtros del motor, lo que supone un problema en la prueba de opacidad.

Por otra parte, el humo que expulsa el coche de acuerdo a la intensidad de su color también puede indicar algunos fallos en el propulsor, como de fugas internas de aceite lubricante hasta una fisura en la junta de la culata, estas son averías frecuentes en este tipo de vehículo.

 

Realiza una revisión profesional

La medida más efectiva para pasar la inspección ITV diésel es revisar tu vehículo previamente en el taller de confianza y especializado. Este chequeo debe ser exhaustivo no solo limitarse al mantenimiento regular del vehículo, es necesario asegurarse de que el propulsor funcione correctamente.

Además, de realizar una revisión específica de cada uno de los elementos críticos que presente con regularidad el coche, como pueden ser controlar los frenos, palieres, juntas, suspensión entre otros. Por tu parte, puedes verificar el correcto funcionamiento de las luces, eyectores de agua, estado de los neumáticos, y los limpiaparabrisas.

 

Calienta tu vehículo antes del examen

Asistir a la inspección de la ITV de tu vehículos diésel con el motor frío es uno de los errores más comunes que realizan muchos conductores. Debes tener en cuenta que un coche diésel generalmente por su antigüedad si es el caso, se sugiere asistir a la inspección técnica con el motor a la temperatura de servicio común, es decir, con un recorrido mínimo de kilómetros en donde se haya generado movimiento a las revoluciones de manera que se eliminen las impurezas que pueda tener el sistema de anticontaminación.

En una conducción o recorrido urbano no se activan en gran medida las revoluciones, lo que representa un gran mal en el motor diésel, ya que es lo que origina el hollín y los residuos en el motor a gasóleo. Esto indica que el recorrido o calentamiento del motor debe ser de preferencia en carretera abierta en donde el motor trabaje al máximo, así como elevar a lo más alto las revoluciones.

 

No experimentes con tu diésel

Nos referimos a que días o una noche previa a la inspección ITV diésel, no realices ninguna manipulación o apliques nada a tu vehículo que pueda poner en riesgo un resultado favorable en la revisión. En el caso de que tu coche diésel sea un modelo moderno que tenga instalado la recirculación de gases de escape, catalizadores SCR o filtro antipartículas, el uso del aditivo de confianza bastará.

No intentes aplicarle algo al vehículo con el propósito de minimizar o neutralizar el sistema de anticontaminación, es muy común que algunos conductores en su medida desesperada de obtener la aprobación lo hagan, sin tener conocimiento que si durante la revisión visual o electrónica se descubre alguna manipulación al sistema de anticontaminación será negativo el resultado y el hecho se reflejará en el informe de la DGT.

Es comprensible que la inspección de la ITV de tu diésel genere un poco de estrés, incluso un poco más que los otros tipos de vehículos por la emisión de gases que este proporciona, en vista de las altas medidas de conservación del medio ambiente que está estableciendo el gobierno con la finalidad de minimizar la contaminación.

Por eso, te recomendamos seguir cada una de las sugerencias y pasos antes de presentarte a la inspección de la ITV de tu diésel.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)