¿Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

13/02/2020
Consejos que te pueden resultar muy útiles a la hora de cambiar las escobillas del limpiaparabrisas ponerte manos a la obra. ¿Cuándo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas? ¿Qué escobillas limpiaparabrisas necesita mi coche? ¿Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

¿Tu limpiaparabrisas no hace su función como debería? ¿Lo activas y te ensucia la luna del vehículo más de lo que estaba antes? Amigo… Tienes un problema. Pero no te preocupes, tampoco es una catástrofe irreparable. Lo que necesitas es cambiar las escobillas del limpiaparabrisas, ya que estarán desgastadas o se habrá soltado la goma por el uso de las mismas.

Realizar el cambio de escobillas no es complicado y ni siquiera va a hacer falta que te acerques a tu taller de confianza para cambiar las escobillas del limpiaparabrisas. De hecho, en Servicios ITV te vamos a dar unos consejos que te pueden resultar muy útiles a la hora de ponerte manos a la obra, ¿nos acompañas?

¿Cuándo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

Aunque por norma general las escobillas del limpiaparabrisas duren un año o más, con un uso adecuado y responsable, se recomienda cambiarlas antes de las temporadas de lluvias o nevadas. Conducir con lluvia y conducir con nieve es más seguro si llevas el coche en buen estado y en este proceso entran en juego las escobillas del limpiaparabrisas.

Hay algunas claves que te van a indicar que necesitas realizar este cambio de escobillas de tu vehículo. Son señales que manda tu propio vehículo a través de ruidos o marcas en el cristal. Si notas alguno de estos signos en tu vehículo, necesitarás cambiar las escobillas pronto:

  • Ruido al activar el limpiaparabrisas. Seguramente sea por el desgaste de la goma, que presiona el cristal y esta situación puede provocar un arañazo en la luna de tu vehículo.
  • Rastros en el cristal. Si activas el limpiaparabrisas, pero notas que hay partes de la luna que no limpia y dejan zonas húmedas o espacios que no barre, será porque las gomas han perdido cierta eficacia.
  • Rugosidades en la goma. Otro de los síntomas de que las gomas se han desgastado es que presentan rugosidades cuando pasas el dedo por ellas.

Debes saber que los coches más modernos y de última generación, llevan un símbolo en el panel de los testigos luminosos del coche en el que se indica el desgaste de las escobillas del limpiaparabrisas, una señal indiscutible para reconocer que necesitas realizar este cambio.

¿Qué escobillas limpiaparabrisas necesita mi coche?

Antes de proceder al cambio de las escobillas, debes saber que no todas valen para todos los vehículos. Cada fabricante crea su vehículo con unas características, e igual que no todos los neumáticos son compatibles para todos los coches, con las escobillas del limpiaparabrisas ocurre exactamente lo mismo.

Deberás tener en cuenta la longitud de la goma y el tipo de anclaje de los limpiaparabrisas. Las gomas no deben ser ni más corta ni más larga del brazo del limpiaparabrisas. En cuanto al anclaje, tendrás que buscar en el manual del vehículo cuál es para comprar las escobillas que necesitas para ese tipo.

¿Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas no es una tarea complicada y no necesitas ser un experto del motor para realizar este cambio, con el que favorecerás el mantenimiento del vehículo. Eso sí, debes hacerlo con cuidado para evitar que el cristal del vehículo se dañe en el proceso.

Estos son los pasos que debes seguir a la hora de cambiar las escobillas del limpiaparabrisas del vehículo.

  1. Protege la luna del coche. Levanta el brazo del limpiaparabrisas y, para evitar arañazos o piques en el cristal, pon algo encima para que no se dañe en el caso de que caiga sobre él.
  2. Quita la escobilla desgastada. Suelta el anclaje y retira la escobilla vieja. Es una tarea sencilla, ya que solo necesitarás tirar hacia el extremo exterior del brazo del limpiaparabrisas para hacerlo.
  3. Pon la nueva escobilla. Sustituye la escobilla por la nueva que has comprado, observando si el anclaje queda bien fijado de nuevo.
  4. Coloca el limpiaparabrisas en posición normal. Vuelve a colocar el limpiaparabrisas con suavidad, asegurándote de que has quitado el elemento que has puesto previamente para no estropear el cristal.
  5. ¿Funciona? Comprueba que funciona perfectamente echando algo de agua en la luna, pues no debe funcionar nunca en seco.

Siguiendo estos pasos no vas a tener problemas al cambiar las escobillas del limpiaparabrisas, ya que como has podido comprobar es una tarea bastante sencilla y que no requiere ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo físico. No obstante, si no te animas a intentarlo motu proprio, llama a tu taller más cercano o de confianza para que ellos sean los encargados de realizar el cambio.

Recuerda la importancia de los limpiaparabrisas en la ITV; su buen estado y mantenimiento favorecerán que el resultado de la inspección sea positivo. En una revisión pre ITV podrán indicarte si hay algo, como las escobillas del limpiaparabrisas, que necesite una modificación o reforma antes de presentar tu coche para pasar la ITV.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados

03/10/2019
Evitar el vaho en el coche no es difícil, ya que es un efecto que se produce por la presencia de...
17/09/2019
¿Sabes cuánto dura una batería de coche sin usar y cómo evitar que se agote? . Si el coche se queda...
19/12/2019
¿Sabes cómo se aplica el repelente de lluvia para los coches? Es muy sencillo, y te ayudará a que...


Volver
Top