5 consejos para conducir con lluvia intensa de forma segura

29/09/2018
Es bien sabido por todos que ante días de lluvia intensa hemos de extremar las precauciones a la hora de conducir. Sin embargo, muchos necesitan conducir, ya sea porque es su medio de trabajo o necesitan el coche para poder ir a trabajar, desplazarse o llevar a sus hijos al colegio. En el artículo de hoy te ofrecemos 5 consejos para conducir con lluvia intensa de forma segura.

Cuando llueve intensamente, la visibilidad queda notablemente reducida, primer síntoma de peligro para conducir con lluvia, pero además, hay que protegerse contra el deslizamiento del agua, también conocido por el anglicismo “aquaplaning”. Este fenómeno se produce cuando las llantas no tienen suficiente agarre a la carretera y vas a una velocidad demasiado elevada para conducir con lluvia.

 

1. Reduce la velocidad

 

Para evitar el temido aquaplaning, circular con seguridad y tener mayor control sobre tu coche, te recomendamos moderar la velocidad en días de lluvia, tal y como recomienda la Dirección General de Tráfico. Hoy en día, el tiempo es oro y muchas veces dependemos del reloj más de lo que nos gustaría, pero sin duda, disminuir la velocidad es la única forma de evitar que su vehículo se deslice sobre el agua.

No solo debes tener en cuenta este consejo mientras llueve intensamente, sino también si ha cogido el coche inmediatamente después de haber llovido o cuando las vías todavía están húmedas.

 

2. Intentar ver y ser vistos

 

Cuando llueve se reduce la visibilidad drásticamente, sobre todo, si la lluvia es intensa y el cielo está muy cerrado. Es de vital importancia que enciendas las luces del coche para ver y ser vistos. Si la lluvia es muy intensa, enciende las luces de niebla delanteras y traseras.

 

3. Aumenta la distancia de seguridad

 

Intenta no acercarte demasiado al resto de vehículos, en primer lugar, porque en caso de frenazo tendrá más tiempo para reaccionar del habitual, y, en segundo, para mejorar la visibilidad, ya que es posible que se sitúa justo detrás de un coche tenga mayores dificultades para ver por el exceso de agua.

 

4. Cuidado con los charcos

 

Conducir a través de charcos, incluso poco profundos, también puede causar aquaplaning. Por ello, es importante tener cuidado con los charcos y el agua estancada. Lo que podría parecer un pequeño charco al costado de la carretera podría estar ocultando un bache profundo o una cubierta de desagüe que podría causar daños graves a su automóvil. Cuando veas un charlo extrema la precaución y siempre que puedas evítalos.

 

5. Cristales empañados

 

Si la visibilidad con días de lluvia empeora drásticamente, tener los cristales empañados puede ser una combinación atroz para la seguridad al volante en carretera. El cambio de temperatura del interior y exterior del coche y la humedad favorece a que se empañen los cristales. Para frenar esto, utiliza la recirculación de aire acondicionado con aire caliente.

Y finalmente, desde SGS ITV te instamos a priorizar la seguridad por encima de todas las cosas. Si ves que empieza a llover muy intensamente y no te sientes del todo seguro, para un momento en una área de descanso y espere a que pase un poco la tormenta. Es preferible llegar tarde, pero al final, llegar sano y salvo.

 

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver

Todo lo que sabemos de coches y motos, es por ti

Por eso compartimos contigo ideas y consejos en nuestro perfil de Twitter, Facebook y Blog

Facebook Twitter Blog
Inicio - Términos legales - Contacto - Derechos ARCO
Top