Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

Por el desgaste lógico de su uso o por un problema en particular, es normal que en algún momento tengas que cambiar las escobillas del limpiaparabrisas. Es por eso que en te daremos algunos consejos útiles para que puedas llevar a cabo este proceso tú mismo, sin necesidad de llevar el coche a un taller mecánico. Ten presente que el limpiaparabrisas es un elemento esencial para una conducción segura porque te permitirá ver con claridad la carretera, especialmente en condiciones difíciles que complican la visión del conductor, ya sea por lluvias, niebla o nieve.
Fecha: 
06/06/2022
 

¿Cómo saber si tengo que cambiar las escobillas del limpiaparabrisas?

Por norma general las escobillas del limpiaparabrisas duran un año, en ocasiones un poco más, se recomienda hacer una revisión todos los años, especialmente antes de las temporadas de lluvias o nevadas.

Esto es debido a que son elementos clave para conducir cuando llueve o nieva porque aportan gran visibilidad, lo que se traduce en una mayor seguridad al volante.

Los que tenemos experiencia conduciendo sabemos que en estos contextos se torna mucho más difícil maniobrar y, en consecuencia, los riesgos de tener un accidente se incrementan notablemente.

Cabe señalar que hay algunos indicios que indican que debes realizar el cambio de las escobillas del parabrisas de tu coche.

Los signos más claros y contundentes de que tienes que llevar a cabo el reemplazo de estos componentes son los siguientes:

Rugosidades en la goma:

Si pasas el dedo por las gomas y las notas rugosas, es un claro síntoma de que hay que reemplazar el limpiaparabrisas.

Ruido al activar el limpiaparabrisas:

Esto se debe al desgaste lógico de la goma, que presiona el cristal y esta situación provoca un arañazo en la luna de tu vehículo.

Rastros en el cristal:

Si activas el limpiaparabrisas, pero notas que hay partes de la luna que no limpia, o dejan zonas húmedas o espacios que no barren, será porque las gomas han perdido eficacia y, en consecuencia, deberás reemplazarla.

Es preciso señalar que los coches más modernos tienen un símbolo en el panel de los testigos luminosos, el cual indica el nivel de desgaste de las escobillas del limpiaparabrisas.

Paso a paso: cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas no es una tarea complicada, y tampoco necesitas ser un experto de la mecánica para realizar este cambio. Eso sí, debes hacerlo con cuidado para evitar que el cristal del vehículo se dañe en el proceso.

Afortunadamente, cambiar las escobillas del limpiaparabrisas es un proceso fácil y sencillo. Eso sí, antes de echar mano a la obra, debes saber que no todas las escobillas son apropiadas para los mismos vehículos.

Las dos cuestiones más importantes a tener en cuenta son la longitud de la goma y el tipo de anclaje de los limpiaparabrisas.

En el primer caso, no deben ser ni más cortas ni más largas del brazo del limpiaparabrisas. Y en cuanto al anclaje, tendrás que buscar en el manual del vehículo cuáles son las más apropiadas para comprar las escobillas que necesitas para ese tipo.

Ahora sí, veamos, paso a paso, cómo debes llevar a cabo el cambio de las escobillas:

1) Protege la luna del coche

Levanta el brazo del limpiaparabrisas y, para evitar arañazos o piques en el cristal, pon algo encima para que no se dañe.

2) Quita la escobilla desgastada

Suelta el anclaje y retira la escobilla desgastada. Es muy fácil, ya que solo necesitarás tirar hacia el extremo exterior del brazo del limpiaparabrisas para hacerlo.

3) Pon la nueva escobilla.

Sustituye la escobilla, revisando que el anclaje quede bien fijo.

4) Coloca el limpiaparabrisas en posición normal.

Coloca nuevamente el limpiaparabrisas, con mucho cuidado para no estropear el cristal.

5) ¿Funcionan las escobillas?

Comprueba si el flamante limpiaparabrisas funciona, echando algo de agua en la luna (recuerda que no debe ir nunca en seco).

Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas es una tarea bastante sencilla, que no te tomará más de 5 minutos.

De todas maneras, si por alguna razón no te animas a intentarlo tú mismo, recurre a tu taller mecánico de confianza para que se encarguen de esta tarea de mantenimiento tan importante para manejar cómodo y seguro, especialmente en días en los que el clima es hostil.

Ten presente que los limpiaparabrisas son elementos muy importantes para pasar la Inspección Técnica Vehicular (ITV). Es por eso que debes tenerlos en impecables condiciones el día de la inspección.

Si tienes dudas al respecto, puedes hacer una revisión pre ITV, que se hace en cualquier taller mecánico profesional. Allí te podrán indicar si hay algo que no esté funcionando como corresponde y si es necesario o no llevar a cabo un reemplazo de las escobillas.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)