ITV de un coche eléctrico: todo lo que debes saber

La llegada al mercado de los coches eléctricos ha traído también consigo una serie de dudas en sus consumidores. Las formas de movilidad más modernas han irrumpido con fuerza en el mercado del automóvil y se ha generado cierta confusión al respecto de cosas como el mantenimiento y la ITV del coche eléctrico. Los combustibles habituales como el diésel y la gasolina están viendo cómo son poco a poco sustituidos por otras alternativas como vehículos híbridos o de gas y sobre todo eléctricos, cuya cuota de mercado sube cada año exponencialmente.
Fecha: 
05/04/2022
 

¿Los coches eléctricos tienen que pasar la ITV?

En efecto. Los coches eléctricos han de pasar la Inspección Técnica de Vehículos como cualquier otro coche. Dicho esto, hay ciertas diferencias en la revisión. Recordemos que estos coches también van provistos de elementos como neumáticos, luces o cinturones, que siempre se revisan en la ITV.

¿Cuándo pasar la primera ITV?

Lo primero para poder informaros de todo sobre la ITV de un coche eléctrico, es aclarar cuándo llega el momento en que debemos acudir con nuestro vehículo a su primera inspección. Pues bien, los plazos son los mismos para todos los coches ya sean híbridos, eléctricos o de combustión.

Todos los vehículos han de acudir a la inspección técnica vehicular a los cuatro años de la fecha de matriculación. A partir de entonces deberán pasar la inspección cada dos años hasta que cumplan los diez. No pasar la ITV no reporta retirada de puntos, pero sí una multa de 200€.

¿Cómo es la ITV en un coche eléctrico?

Cuando llega el momento de llevar el turismo a pasar la inspección hemos de saber que el proceso previo a la misma es exactamente igual que el de los vehículos de combustión. Hay que solicitar cita previa, ofrecer los datos del vehículo y los del conductor, y es entonces cuando se accede a la zona de inspección.

La documentación necesaria pertinente para pasarla y no tener imprevistos desagradables es muy poca: permiso de circulación, justificante del seguro obligatorio, tarjeta ITV (si no fuese esta la primera vez que acude a la revisión) y DNI de la persona que lleva el coche a la revisión.

Te seguimos contando todo sobre la ITV de un coche eléctrico y su proceso. Este continuará con la revisión de la zona exterior, carrocería, para pasar después al interior del vehículo y sus elementos como anclajes, espejo, cinturones o asientos.

También en esa etapa y tras los anteriores elementos, la inspección técnica comprobará el antihielo y el antivaho. Y tras el velocímetro tocará el turno de luces, frenos, ruedas, señalización, ejes, neumáticos y suspensión.

Diferencias

La única diferencia con respecto a los vehículos tradicionales es que, evidentemente, un eléctrico no tiene que someterse a la revisión de emisiones siendo esta una de las pruebas que por lo general acumula más fallos en los coches convencionales, con más de 6%.

La prueba de motor y transmisión también es peculiar en los coches eléctricos al carecer estos vehículos de embrague y caja de cambios. En los coches en los que sea posible, se someterán al examen de los técnicos el circuito de cableado y el estado de la batería.

Tampoco, en comparación con los turismos de combustión, se someten a las revisiones de ruidos. La exención de esas dos pruebas hace que el tiempo en pasar la revisión sea menor en el caso de la de un coche eléctrico.

Reseñar también algunas excepciones que pueden darse, como vehículos que tengan dedicación profesional, como por ejemplo de transporte escolar o de mercancías peligrosas. En esos casos serán revisados también elementos especiales como tacógrafos, limitadores de velocidad o posibles reformas.

¿Cuánto cuesta la ITV de los coches eléctricos?

La otra pregunta más habitual es cuál es el precio de la ITV. Podríamos pensar que al ser sometidos los coches eléctricos a dos pruebas menos que los vehículos convencionales, pero excepto en unas pocas ocasiones, no es así.

El precio concreto de la inspección cambia en función de en qué Comunidad Autónoma se produzca, siendo estas diferencias muy notables con porcentajes de hasta el 167% de variación.

En la actualidad, las estaciones de ITV tienen libertad para fijar los precios. Lo habitual es que el precio ronde los 25-30€, ligeramente más baratas que las inspecciones de vehículos de combustión.

En cuanto al tema de descuentos, podríamos pensar que, al existir ayudas para la compra de vehículos eléctricos o instalaciones de puntos de recarga, también las habría en las ITV, pero de momento no es así. Algunas estaciones podrían ofrecerte alguna rebaja cuando repitas la misma estación al año siguiente.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados

12/03/2017
Conoce con ITV SGS las ventajas y desventajas de los vehículos eléctricos
SGS - ITV - Vehiculo electrico 1
20/10/2017
A la hora de comprar un vehículo hibrido muchos usuarios se preguntan ¿qué valores van a medir en...
SGS - ITV - Coches híbridos
02/03/2017
La DGT desde abril del 2016 está entregando a los vehículos mas respetuosos con el medio ambiente...


Volver
Top
)