Las 15 averías de coches más comunes y frecuentes

Cuando utilizas mucho tu coche, es inevitable que tarde o temprano sufra alguna de las averías más comunes en coches, entre estas podemos encontrar averías que pocas veces dan mucho problema, pero también hay algunas, que son de las más comunes, que pueden resultar ser muy graves si no se reparan, o cuando suceden.
Fecha: 
26/04/2022
 

Es por eso que nosotros te damos información sobre las 15 averías de coches más comunes y las más graves, para que no las dejes pasar y trates de resolverla lo más pronto posible. De nuestra parte, aconsejamos llevar el automóvil a una revisión cada cierto tiempo para evitar que estas averías ocurran. 

1 – La batería

Una de las causas principales de la avería de un coche es la batería. Este problema puede ser algo lejano para un coche nuevo, pero para uno que ya tiene algunos años de circulación, suele ser el problema principal de averías de coches.

Las baterías suelen tener una vida útil bastante larga, pero esto también depende del tipo de batería. En caso de que sea barata o ya se encuentre desgastada por los años, será mejor cambiarla.

2 – Los neumáticos

Los neumáticos pueden ser un verdadero problema y de los más comunes. Son sin duda la parte más expuesta del coche, ya que son los que se encuentran en constante contacto y trabajo con el asfalto o la tierra.

Un pinchazo puede llegar a ser desde molesto a peligroso. Así mismo, el desgaste de un neumático es importante, es por eso que hay que hacer un control periódico para evitar cualquier accidente.

3 – Problemas eléctricos

Día a día los coches se modernizan en sistemas eléctricos haciendo que casi toda su funcionalidad se base en la electricidad. Si bien esto puede ser una gran ventaja en recursos, también tiene la desventaja de que un fallo eléctrico puede ser una avería grave que cause un mal funcionamiento del sistema.

4 – Los frenos

Unos frenos dañados son de las averías más graves que puede tener un coche, ya que podría implicar en un verdadero accidente. Los discos de frenos pierden su efectividad con el tiempo debido al desgaste, si bien hoy en día se encuentran diseñados para presentar una gran duración, desatenderlos no está nada aconsejado.

5 – El freno de mano

Así como los frenos, el freno de mano también puede sufrir desgastes y también puede destensarse haciendo que funcione cada vez de forma menos eficaz.

6 – Piezas oxidadas

El óxido en cualquier pieza del coche puede crear averías serias. El óxido puede propagarse por la carrocería, que en ciertas partes la avería sería algo más que nada estético, pero también puede encontrarse en partes vitales del coche, ya sea en los frenos o piezas internas. Con una simple revisión cada cierto tiempo es suficiente para que tengas seguridad, sobre todo porque el óxido es una de las averías más fáciles de ver.

7 – El Airbag

Esta avería puede no parecer tan importante, ya que usualmente uno no se ve envuelto en accidentes todos los días; pero si ocurriera, seguramente te gustaría tener la seguridad de que tu airbag funciona como debe. Algunos automóviles incluyen una señal que advierte de su funcionamiento o de su mal funcionamiento, pero lo recomendable es hacerlo ver, aunque sea una vez al año.

8 – Los faros

La luz que emiten los faros puede dañarse con bastante facilidad. A veces solo se dañan con el tiempo y otras por golpes, o incluso puede ser que ni siquiera estén averiados, y solo estén desajustados. Ten en cuenta que no es buena idea circular con un faro roto, además de que te pueden multar, también te pones en riesgo a ti y a los demás si circulas por la noche.

9 – El tubo de escape

El escape puede averiarse de muchas formas, algunas veces solo se encuentra tapado y con una limpieza es más que suficiente, pero en otras ocasiones puede encontrarse oxidado o quebrado en alguna parte interna. El tubo de escape es el que libera los gases del vehículo, al romperse suele producir un sonido diferente, lo cual lo hace fácil de identificar.

10 – La refrigeración

La refrigeración del motor es una de las cosas más importantes a la que prestarle atención. Ya que será la encargada de evitar el sobrecalentamiento de tu motor. Si por alguna razón tu motor comienza a largar humo, o simplemente deja de funcionar, es posible que haya algún problema con el sistema de refrigeración.

11 – Soportes internos

Todas las piezas que forman el vehículo se encuentran sujetas por soportes. El motor, por ejemplo, se encuentra ajustado a soportes para mantenerlo en su lugar. Si estos soportes fallan pueden provocar que las piezas se suelten y con el movimiento provocar daño a ellas mismas o a otras piezas. Cuando esto sucede es muy probable que oiga un sonido extraño proveniente de su motor.

12 – La dirección

Si sientes que la dirección está endurecida, y te cuesta maniobrar como de costumbre, puede deberse a un mal funcionamiento de esta, o a veces solo a una falta de aceite, ya que mientras más se utiliza más aceite pierde.

13 – Rodamiento

Cuando las piezas se deterioran los rodamientos comienzan a fallar. Es bastante normal que escuches un sonido como de chirrido cuando este no funciona como debe.

14 – Fugas de aceite o combustible

Las fugas son un problema sea cual sea el tipo de líquido que se está perdiendo. Esta avería suele ser la más notable, ya que verás manchones de fuga debajo de tu coche.

15 – El motor

El corazón del automóvil es el motor, está compuesto por muchas piezas, por lo que precisar que es lo que se avería cuando sucede es un poco difícil. Eso sí, si escuchas un sonido extraño proveniente de tu coche, y más específicamente de tu motor, ve de inmediato con un profesional.

En algunas ocasiones se trata de averías sencillas de solucionar mientras que otras son más complicadas o graves. Ante todo, cuando notes que algo no funcione bien en tu coche, llévalo a un profesional que verifique la gravedad de la situación.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)