¿A qué velocidad salta el airbag?

En la actualidad, la amplia mayoría de los vehículos incluyen airbags, siendo una medida de seguridad pasiva que nos será de gran ayuda a la hora de proteger tanto al conductor como al resto de ocupantes de un vehículo. De este modo, podemos afirmar que es, junto con el cinturón de seguridad, los elementos que más vidas salvan en la carretera.
Fecha: 
01/04/2022
 

Aunque estemos ante un elemento muy común, siguen siendo muchas las personas que desconocen que es un airbag, siendo un elemento que funciona de forma suplementaria de seguridad, por lo que está considerado como un sistema de retención suplementaria.

En cuanto a este mecanismo podemos decir que estamos hablando de una bolsa inflable que está compuesta por todo tipo de dispositivos como, por ejemplo, la unidad de control, generador de gas, sensores de deceleración o una columna de dirección reforzada.

Una de las dudas más habituales entre los conductores es conocer a qué velocidad salta el airbag, siendo esta una cuestión que genera todo tipo de debates.

Es importante aclarar que el despliegue no depende de la velocidad del coche en el momento de la colisión, sino de la desaceleración que sufre el vehículo con el impacto.

De todas maneras, para que tengamos una idea aproximada sobre a qué velocidad salta el airbag debemos saber que este sistema de seguridad se activará cuando se produzca un impacto equivalente al choque de un vehículo contra una superficie sólida, como por ejemplo un muro, a una velocidad entre 27 y 28 km/hora.

En cambio, si la colisión se produce contra un coche aparcado, la velocidad a la que saltaría sería muy superior (oscilaría entre los 55 y 60 kilómetros por hora). La razón se debe a que el vehículo estacionado se desplazaría con el golpe, así como también su propia estructura absorbería parte de la energía con la que se produce el impacto.

Queda claro que para responder correctamente a la pregunta “a qué velocidad salta el airbag”, es necesario tener en cuenta una amplia variedad de factores y aspectos. De todos modos, es importante aclarar que es uno de los sistemas de seguridad más eficaces y recomendables.

Asimismo, hay que destacar también que es muy complicado que se abra por error, por lo que en caso de tener una colisión muy leve no se desplegará.

Airbag y cinturón de seguridad

Uno de los errores más comunes es no usar el cinturón de seguridad al creer que el airbag del coche es suficiente para protegernos en caso de sufrir un accidente. Esta conducta no solamente está sancionada con una multa y con la pérdida de puntos, sino que puede ser peligrosa para nuestra salud.

El uso del airbag está pensado teniendo en cuenta tanto la posición del conductor como la tensión del cinturón en el momento del accidente, por lo que, si no llevamos el cinturón correctamente abrochado, la posición del cuerpo no será la adecuada y la acción del airbag podría causar lesiones al conductor.

Esto es, el uso del cinturón es obligatorio y necesario, especialmente si tenemos en cuenta la efectividad de este elemento a la hora de protegernos en caso de accidente.

¿Cómo funciona?

Tiene como principal objetivo amortiguar un golpe, siendo un elemento que se puede colocar en diferentes partes de un vehículo. Por norma general, la amplia mayoría de coches cuentan con airbags frontales para proteger tanto al conductor como al copiloto.

Considerando la eficacia de este sistema de seguridad no es de extrañar que vayan apareciendo interesantes novedades relacionadas con este sector, como por ejemplo que tengan como objetivo proteger otras zonas, como las cervicales o las rodillas.

Asimismo, hay que destacar también otra modalidad conocida como airbag de cortina, que tiene la función de proteger a los ocupantes de un vehículo en caso de que se produzca un choque lateral.

Por otra parte, el airbag se dispara de forma instantánea, es decir, en milésimas de segundo. Esta rapidez se debe a que cuenta con un sensor que se encarga de enviar una señal al sistema de control del vehículo, mientras que se hinchará a través de nitrógeno de forma muy rápida.

En esencia, se despliega en 30 milésimas de segundo, mientras que en menos de un segundo el sistema ya habría activado los airbags para proteger a los integrantes de un vehículo en una colisión.

En conclusión, podemos determinar que el airbag del coche se ha convertido en una de las mejores alternativas que tenemos relacionadas con la seguridad, con la ventaja añadida de que cada vez disponemos de modelos más modernos y eficaces.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)