¿Se puede conducir con chanclas?

Hay muchas veces que algo nos parece tan común que no le damos la mayor importancia. Ir por la calle con chanclas no le extraña a nadie, menos aún en los meses de verano.
Fecha: 
04/05/2022
 

Puede ser el calzado perfecto para ir a la playa. Pero, si para ir hasta allí tienes que coger el coche, es cuando deberías pararte a pensar si este tipo de calzado no afectará a tu seguridad. Entonces, detente un momento y hazte la siguiente pregunta: ¿se puede conducir con chanclas?

¿Qué dice la ley?

La ley como tal no prohíbe de manera explícita el uso de este tipo de calzado cuando se va al volante. De hecho, la DGT suele recordar en sus campañas de verano que no está totalmente prohibido hacerlo, como se recoge en el Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre.

Entonces, a priori podríamos dar una respuesta clara: no hay problema en conducir con chanclas, pero ¿hay excepciones?

Se puede conducir con chanclas, pero no siempre

Todas las medidas que se recogen dentro del Reglamento General de Circulación están orientadas a la perfecta convivencia de los diferentes tipos de vehículos en la carretera, y a garantizar la seguridad de todos. De ahí que las sanciones se impongan a aquellos usuarios que incumplen alguna de estas medidas, por suponer un peligro para todos.

En el caso de las chanclas podemos decir que ocurre lo mismo. Puedes conducir con ellas, pero hasta cierto punto. Es decir, que estará permitido siempre y cuando no suponga un peligro para la seguridad.

En este caso, las chanclas son un tipo de calzado que no ofrece una sujeción tan firme al pie como otros zapatos. De tal manera que en un momento dado pueden soltarse y suponer una dificultad para la conducción. 

Si las chanclas se sueltan pueden acabar debajo de los pedales del coche, haciendo que no puedas pisar con firmeza el embrague o, mucho peor, el freno. Pudiendo ocasionar un grave accidente.

¿Quién se encarga de determinar cuándo es sancionable conducir con chanclas? Será un agente de tráfico quien deba observar el tipo de chancla que utiliza el conductor para prever si puede afectar en algún momento a la conducción y emitir la correspondiente sanción. Es importante que seas objetivo a la hora de decidir si es un calzado apto o no para conducir, de tal manera que puedas evitar poner en riesgo la seguridad tuya y la de todos, y evitar también la sanción.

En el caso de no llevar un calzado adecuado, el agente de tráfico podría considerar que se vulneran algunos artículos de la normativa de circulación, como el 3.1 que dicta que “se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno”, el 18.1 que estipula que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción” o el 17.1 donde se hace referencia a que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.

Ahora bien ¿de qué tipo de sanción estamos hablando? La sanción se considera dentro de las faltas leves, por lo que ascenderá a un máximo de 100€.

¿Cómo evitar una posible multa?

Este tipo de sanción no afecta solo a las chanclas, sino también a otro tipo de zapatos que se considere que pueden entorpecer la conducción. Hablamos de zapatos específicos para algún tipo de trabajo, zapatos de tacón, etc.

A la hora de conducir, asegúrate de que tu calzado cumple con estas características:

  • Debe estar bien sujetado al pie y no dejar holguras.
  • El material de la suela debe garantizar el agarre y no resbalar a la hora de pisar los pedales.
  • Debe ser un tipo de calzado cómodo para permitirte movimientos ágiles.
  • Debe ser flexible para permitirte en todo momento gozar de una buena libertad de movimiento.
  • Ha de ser transpirable. Se debe evitar una excesiva sudoración en el pie, sobre todo en verano. De esta manera sentirás una mayor comodidad y podrás prestar más atención a la conducción.

Además, debemos añadir que no solo hay algunos tipos de calzado que pueden suponer una sanción, sino que ir descalzo está totalmente prohibido. Así que no será una opción si estás pensando en no conducir con algún zapato que consideres que no te ofrece una total seguridad. En ese caso, lo mejor es contar siempre con un calzado cómodo en el maletero, por ejemplo, de estilo deportivo. Así, cuando salgas de la playa en verano siempre tendrás la opción de dejar las chanclas para pasear y utilizar un calzado cómodo y seguro para conducir.

 

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)