Conducir embarazada: cuándo hacerlo, cómo y recomendaciones a seguir

Si has llegado hasta este post es porque tienes dudas sobre si puedes conducir embarazada. Las futuras mamás suelen tener muchas preguntas sobre el embarazo; qué alimentos no comer, qué tipo de ejercicio físico es más conveniente, qué medicamentos podemos tomar, cómo cambia la situación laboral durante la gestación o hasta qué mes del embarazo podemos conducir sin que suponga ningún riesgo.
Fecha: 
02/12/2021
 

Esta última cuestión puede depender de cada caso, ya que no hay una norma estricta y única para todas las embarazadas, pero sí recomendaciones. En el caso de embarazos saludables y sin riesgo, no existe ningún límite médico ni legal para conducir, por lo que siempre podrá hacerlo mientras se sienta segura y quiera hacerlo. No obstante, esto no significa que haya momentos durante el embarazo que haya periodos de menor o mayor riesgo. 

¿Cuándo no se recomienda la conducción en embarazadas? 

Durante los nueve meses de embarazado, hay dos periodos de alto riesgo tanto para la embarazada como para el bebé:

  • Los primeros tres meses. Durante el primer trimestre de gestación, hay menos cantidad de líquido amniótico, por lo que el feto está menos protegido. Por lo tanto, en caso de siniestro o golpe frontal, se pueden producir hemorragias en el útero por desprendimiento de la placenta y el feto no recibiría suficiente oxígeno.

  • A partir del séptimo mes de gestación. Por un lado, el abdomen de la madre ha adquirido un gran tamaño, por lo que el cinturón de seguridad puede causarle molestias. Por otro lado, en caso de siniestro o frenazo se puede producir un adelantamiento del parto o traumatismos en el bebé. 

Uso correcto del cinturón en embarazadas 

Hace no muchos años existía la falsa creencia de que las embarazadas no debían ponerse el cinturón de seguridad porque podría perjudicar el bienestar del bebe. Sin embargo, la mujer embarazada debe saber que el uso correcto del cinturón de seguridad reduce las lesiones fetales graves en más de un 50%, por ello, el cinturón es obligatorio para las mujeres embarazadas desde que se cambió el Reglamento de Circulación en 2006.

Además, recalcar que aunque un médico desaconseje el uso del cinturón a una mujer embarazada no quiere decir que sea seguro, ya que en caso de siniestro, el no llevar puesto el cinturón de seguridad multiplica por 1.300 la posibilidad de sufrir una lesión medular y por 300 la posibilidad de muerte.

Sin embargo, un cinturón de seguridad mal colocado también puede causar daños. ¿Cómo tienen que llevar el cinturón de seguridad en embarazadas

La banda pélvica o cinta horizontal nunca debe colocarse sobre el vientre, ya que en caso de accidente la presión del cinturón provocaría daños al feto. Por el contrario, sí debe situarse lo más baja posible del vientre, con el fin de retener a la madre por la pelvis. En cuanto a la banda diagonal, debe ir lateralmente por el abdomen, entre los senos y apoyándose en la clavícula.

Adaptar volante, airbag y asientos

No sólo debemos tener en cuenta la correcta colocación del cinturón de seguridad, también tenemos que adaptar el volante. Este debe situarse a unos 25 centímetros ya que ampliar la distancia hasta el asiento contribuye a evitar posibles lesiones en caso de accidente, por el contacto directo con la parte inferior del aro con el vientre de la mujer. 

El airbag, por otra parte, debe estar siempre activado; no es peligroso siempre que haya una distancia mínima entre el cuerpo y el mismo de entre 20-25 cm.

Las embarazadas deben sentirse seguras y cómodas a la hora de conducir, por ello, es importante regular el asiento conforme vayan transcurriendo los meses de embarazo, ya que no es lo mismo conducir durante el primer trimestre del embarazo, el segundo o el tercero. Siempre es recomendable colocar el respaldo lo más recto posible y sentarnos correctamente y, por último, según recomienda el RACC, desde la semana 36 conviene conducir con acompañante para tener ayuda en caso de urgencia.

Recomendaciones últimas a seguir 

Como ya hemos dicho, no existe ninguna norma que prohíba a las mujeres embarazadas conducir, pero sí recomendaciones. 

  1. Consulta siempre con tu médico especialista

  2. Evita los viajes largos de más de tres horas

  3. Como ya hemos mencionado, usa siempre el cinturón de seguridad y colócalo adecuadamente 

  4. Adapta el asiento tanto como sea posible para sentirte cómoda y segura 

  5. La espalda debe de estar lo más recta posible 

  6. Evita maniobras bruscas, como acelerar o frenar súbitamente.

  7. Tras el parto, el médico deberá decidir el mejor momento para volver a conducir.

Siguiendo todos estos consejos y conociendo los posibles riesgos para evitarlo, conducir no deberá suponer ningún problema para la mujer embarazada.

 

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados

20/10/2021
Una de las situaciones en las que cualquier conductor no quiere verse implicado es aquella en la...
Cómo poner las cadenas al coche
11/10/2021
Como siempre, a bordo de un vehículo, la seguridad es lo más importante. Y unos de los elementos...
Qué tipos de airbags existen
26/11/2019
La legislación sobre el uso del cinturón de seguridad en las mujeres embarazadas ha cambiado en los...
cinturón embarazadas


Volver
Top
)