Compartir coche: formas, plataformas y ventajas

Compartir coche, es una tendencia que cada día se hace con más frecuencia, ya que ha generado diferentes alternativas en el mercado y así se logra que las personas puedan viajar en un coche compartido. En el siguiente artículo, conocerás todas las opciones que tienes disponible para compartir coche, de manera que puedas seleccionar la que más se adapte a tus necesidades o rutina diaria.
Fecha: 
02/06/2022
 

Compartir coche con Carpooling

Se refiere a la forma de viajar en coche compartido con distintas personas que se dirigen a un mismo destino, siendo el principal propósito evitar el uso de varios vehículos que llevan un mismo trayecto.

Su funcionamiento es muy sencillo: la persona encargada o dueña del coche busca a cada uno de los pasajeros con los que compartirá el vehículo.

Este método de compartir coche puede ser implementado de dos formas:

Carpooling tradicional:

Es el que se lleva a cabo entre familiares, compañeros de trabajos o amigos, que comparten el viaje, y entre todos gestionan los gastos generados durante el trayecto. La forma más común es la de compañeros que van a su trabajo en un solo vehículo.

Carpooling tecnológico:

Existen alternativas digitales como aplicaciones móviles que ofrecen el servicio, en este caso son conductores desconocidos que publican el trayecto que realizan y se hacen disponibles para compartir el coche.

Viajar en coche compartido con BlaBlaCar

Es otra forma de compartir coche más utilizada en España. Se trata de toda una flota de vehículos privados que se encuentra disponible al público.

Para disfrutar del servicio, deberás estar inscrito a la plataforma y solicitar entre tú y varios usuarios el coche, así sea por solo unos minutos.

Es una alternativa de viajar en coche compartido, en donde el vehículo le pertenece a un particular y es este quien publica el origen y destino que va a realizar.

Por tanto, es una forma de compartir vehículo mucho más económica que la tradicional, ya que se puede realizar por solo unas horas y a un coste mucho más económico por estar incluido el precio de la gasolina.

Compartir coche con Ridesharing

Forma parte de la economía colaborativa, que impulsa el concepto de compartir coche como una nueva alternativa de movilidad.

Como su nombre lo indica, es la propuesta de viajar en un coche compartido, esto puede ser dentro de la misma ciudad o en trayectos muchos más largos.

El conductor ofrece su destino como oferta; suelen ser trayectos o destinos largos a cambio de cierta cantidad de dinero.

Los pasajeros que se dirijan al mismo destino contactan al conductor y se ponen de acuerdo para realizar el mismo viaje.

Toda esta negociación se realiza bajo protocolos de seguridad que han proporcionado diferentes apps y webs, a las que puedes acceder y ver las rutas o destinos de viajes disponibles.

Compartir coche con SocialCar

Se incluye como una forma de compartir coche, pese a que se trata de un alquiler de vehículo tradicional. Es que hablamos de una modalidad innovadora y en la que los mismos propietarios de coches particulares ofrecen de forma online su vehículo.

De esta manera, otras personas pueden beneficiarse del coche mientras ellos no lo usan, y al mismo tiempo reciben una compensación económica; es una forma mucho más asequible para los interesados.

SocialCar, es el nombre de la empresa que es líder en el mercado de esta iniciativa de compartir coches particulares en alquiler. Cuenta con una inmensa comunidad de usuarios y propietarios que ofrecen el servicio a través de su plataforma.

Ventajas de compartir coche

  • Reduce el tráfico. Es una de las más importantes, ya que se liberan las principales vías de la ciudad sobre todo en las horas pico donde el tráfico es más fuerte, evita que se produzcan los atascos y los accidentes.

  • Aparcamiento. Compartir coche reduce el número de vehículos transitando, lo que también significa que se tendrá lugares libres para aparcar los coches. Esto también contribuye a un ahorro de tiempo y evitar el estrés que produce no tener una zona libre para estacionar.

  • Desplazamiento fluido. En vista de la reducción de tráfico, el desplazamiento en la vía será mucho más rápido por no encontrar ningún atasco en el trayecto.

  • Ahorro en gastos. Al compartir un vehículo, se benefician económicamente tanto el conductor, quien no tendrá que pagar solo todos los gastos del viaje, y por otra parte, los pasajeros al no tener que realizar el gasto por sí solo.

  • Mejora la salud. Compartir coche es considerado un beneficio para la salud por muchos aspectos, se reduce la contaminación en el ambiente y al evitar todos los contratiempos de la vía se minimiza la tensión y estrés que esto produce.

Conocer las diferentes formas de compartir coche, te permitirá buscar la más adecuada a tu rutina y sacarle así el máximo provecho a esta tendencia de economía colaborativa.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)