Sillas de niños para el coche: Normativa

Diversos estudios y estadísticas corroboran que el uso de las sillas de niños para el coche con normativa reduce hasta un 75% el peligro de muerte y un 95% de riesgo de lesiones por accidentes de tránsitos.
Fecha: 
26/04/2022
 

Por ello, se ha creado una normativa que vele por el cumplimiento obligatorio del uso de estas sillas de seguridad para la protección de los niños.

A continuación te proporcionamos la información más relevante sobre la normativa vigente del 2022 sobre las sillas de niños para coches.

Normativa R129 (i-Size)

Es considerada como una de las normativas más actualizadas sobre las sillas de coches para niños.

Esta normativa regula varios aspectos, desde cómo deben fabricarse hasta la realización de pruebas previas sobre el equipo, para que cumpla con los estándares establecidos y asegurar de esta forma un excelente sistema de seguridad.

¿Qué son las sillas de niños para coches?

Las sillas de niños para coche son de vital importancia para la seguridad de los más pequeños de la casa.

Cuando hablamos de este tipo de elemento de seguridad para niños, nos referimos a un sistema de retención infantil para coche que los protege eficazmente

La normativa vigente adopta el empleo del sistema universal ISOFIX, el cual reduce considerablemente la aplicación incorrecta de estos sistemas. Mediante varios puntos de anclaje permite fijar correctamente la silla al asiento del vehículo.  

De manera que, la función de este sistema se basa en sujetar y fijar al niño a la silla asegurando mayor seguridad a la hora de viajar en automóvil.

Tipo de sillas de niños para coches.

La normativa vigente para este 2022 es la ECE R129 (i-Size), esta clasifica el sistema de retención infantil por altura.

De manera que, para elegir el tipo de silla de seguridad infantil para coches adecuado para el niño, debes tomar en cuenta como aspecto fundamental la altura. En función de lo mencionado previamente, te presentamos su clasificación:

De 40 a 75 cm: apta para bebés  hasta los 12 meses. Se encuentra diseñado para colocar a contramarcha, equipado con el sistema isofix y un tercer punto de anclaje. Se adapta al crecimiento del pequeño.

De 40 a 105 cm: se emplean hasta que el niño alcanza los 105 cm de altura (4 años). El respaldo de la silla tiene arneses de sujeción, para un mejor ajuste. Puede instalarse en sentido de la marcha y al contrario.

De 100 a 150 cm: Esta silla se coloca en sentido de la marcha. Es adecuado para los niños con estaturas de 100 a 105 cm (4-12 años). Se fija con isofix o con el cinturón.

¿Es necesario que estén homologadas?

Sí, es muy necesario. Como sugiere la normativa vigente (2022) todas las sillas de niños para coche deben estar homologadas.

Por consiguiente, recuerda asegurarte de que el sistema de retención infantil que escojas cumpla con la norma establecida.

¿Dónde se debe colocar la silla de niños para coches?

En la normativa se establece que los niños menores de 135 cm deben ir en los asientos traseros como regla de obligatorio cumplimiento.

Existen algunas excepciones a la regla, tales como:

  • El coche no tiene asientos traseros.

  • Si todos los asientos traseros están ocupados por menores en otras sillas de coches para niños.

¿En qué dirección debe ir mirando la silla de niños para coches?

La norma exige que las sillas con este sistema de retención infantil vayan orientadas en sentido contrario a la marcha hasta los 15 meses.

De manera tal, que esta posición proporcionará una seguridad máxima en caso de algún accidente, reduciendo la gravedad de heridas y lesiones.

¿Hasta qué edad es obligatorio el uso de sillas en niños?

Indudablemente, la normativa obliga al empleo de sillas infantiles para coches. Para bebés y niños hasta que consigan superar la estatura de 135 cm, es decir, aproximadamente hasta los 10 o 12 años de edad.

De todas formas, se recomienda seguir aplicándola hasta que el niño mida 1,50 metros. Todo ello, con el propósito de proteger adecuadamente a los más pequeños.

Sanciones por no cumplir la normativa

En España el tema de la seguridad de los niños en coche es muy importante. De hecho, es uno de los países con mayores avances en cuanto al cumplimiento de este tipo de normativa.

Por tanto, si un niño no dispone de su sistema de retención homologado, el adulto responsable deberá pagar una multa de 200 euros más la retirada de 3 a 4 puntos del carnet de conducir.

Lo que quiere decir, que saltarse esta regla, conlleva a una infracción grave, que debe ser sancionada.

No obstante, independientemente de la normativa europea, lo más importante es que los adultos tomen con mucha responsabilidad dicha regla, fundamentalmente por el bienestar y seguridad de los niños.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)