Reducir plazas en una furgoneta: qué necesitas y cómo tramitarlo

En el momento de hacer una reforma en nuestro vehículo, sea la que sea, es normal que surjan varias dudas sobre cómo llevar a cabo el proceso, especialmente en lo que respecta a la legalidad. En este caso, te vamos a contar cómo reducir plazas en una furgoneta. Tanto si se trata de un cambio por una cuestión de comodidad, por necesidad o por estética, lo más importante que debes saber es que el principal requerimiento es que los asientos tienen que estar anclados de forma resistente a la estructura del vehículo.
Fecha: 
07/04/2022
Categoría: 
 

Además, tienen que estar correctamente encajados y ser de un material específico y homologado para que cumpla con las directrices de seguridad correspondientes.

Por otra parte, es posible que quitar plazas furgoneta traiga grandes cambios para el vehículo, sobre todo en lo que respecta a su peso. Lógicamente, estas modificaciones también tienen que quedar registradas.

Otro aspecto fundamental al realizar estas modificaciones en un vehículo de estas características es que se tienen que eliminar las bancadas de los asientos por completo e inutilizar los anclajes.

Lógicamente, estos cambios deben ser realizados por mecánicos expertos porque no se trata de un proceso sencillo. Además, el trabajo tiene que ser homologado para poder pasar la ITV y circular sin problemas.

No importa si, por ejemplo, quieres homologar una furgoneta 6 a 9 plazas o de 9 a 6 asientos, el procedimiento es el mismo.

Veamos, en detalle, qué es lo que se necesita para reducir plazas en una furgoneta y cuáles son los aspectos que se revisan en las estaciones ITV:

¿Qué se necesita para reducir plazas en una furgoneta?

Si estás pensando reducir o incrementar el número de plazas en una furgoneta, el primer paso es acudir a un servicio técnico en donde se especialicen en este tipo de reformas.

Allí te sabrán decir cómo es el proceso y las cuestiones legales a tener en cuenta una vez concluido el trabajo.

En este punto, para legalizar la reducción de plazas en una furgoneta necesitarás presentar una fotocopia de la ficha técnica del vehículo por las dos caras, del permiso de circulación, también a doble cara, y fotografías del vehículo.

El día de la revisión en la estación ITV para homologar los cambios, te van a pedir también el certificado del taller y el informe de conformidad, además de la tarjeta ITV y el correspondiente permiso de circulación.

Si la inspección es exitosa, entonces las modificaciones en los asientos quedarán completamente homologadas y, en consecuencia, podrás circular sin problemas. Pero… ¿Qué es lo que se revisa en la Inspección Técnica Vehicular?

¿Qué se va a revisar en la estación ITV?

La gran mayoría sabemos que, cada cierto tiempo, tenemos que realizar la Inspección Técnica Vehicular. Existen dos tipos: las periódicas y las no periódicas.

En el primer caso, tomando como ejemplos los turismo particulares, la primera inspección se hace a los cuatro años de la matriculación, los seis años siguientes hay que ir a la estación cada 2 años y, a partir de los 10 años de antigüedad, una vez por año.

Cualquier modificación importante que se realice en un vehículo que implique cambios en los datos registrados en la tarjeta ITV debe ser revisada. Estas son las revisiones que se conocen como “no periódicas”, en donde entra por supuesto la quita o el incremento de los asientos de una furgoneta.

Los asientos tienen que estar perfectamente anclados y las puertas muy bien ajustadas después de haber pasado por el taller.

A su vez, el día de la revisión también se pondrá énfasis en la seguridad del conductor, especialmente en su visibilidad.

En este punto, los operarios verán que los espejos retrovisores exteriores e interiores no se vean alterados con la nueva disposición de los asientos.

Cabe remarcar también que se revisará que no quede ningún accesorio suelto que pueda poner en riesgo la vida del conductor y sus acompañantes.

En consecuencia, lo más importante es que los asientos queden muy bien anclados y que las nuevas modificaciones no comprometan a las puertas. Y, por supuesto, que el conductor no tenga problemas con los espejos.

Consejos finales

Quitar o agregar asientos a una furgoneta es un cambio sustancial para el vehículo. Por esta razón, es fundamental que el trabajo esté a cargo de verdaderos expertos en este tipo de labores.

El otro paso importante es homologar y pasar la ITV con más o menos plazas para circular sin inconvenientes.

En este punto ya hemos explicado qué aspectos se evalúan. Solo nos queda recomendarte que solicites turno previo para evitar largas en la estación ITV.

Recuerda que, si los cambios no están debidamente legalizados, es probable que tengas que pagar severas multas si te pilla un agente de tránsito.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)