Conducir con lluvia: consejos prácticos para hacerlo de forma segura

Los días de lluvia no facilitan la circulación por carretera, siendo de vital importancia considerar una serie de consejos que nos serán de gran utilidad para conducir con lluvia de forma más segura. Es importante aclarar que la lluvia, especialmente cuando es intensa, reduce la visibilidad en la carretera y, de este modo, aumentan las probabilidades de sufrir un accidente. Por suerte, tenemos a nuestra disposición una amplia variedad de consejos prácticos que nos ayudarán a circular con este efecto climatológico adverso.
Fecha: 
12/04/2022
 

Importancia de reducir la velocidad

Si tienes que conducir con lluvia es lógico que uno de los consejos más recomendables sea reducir la velocidad, dado que nos ofrecerá un mayor control sobre el vehículo.

Un error habitual de los conductores es que solamente reducen la velocidad cuando llueve de forma intensa, sin embargo, es de vital importancia que lo hagamos cuando la carretera está mojada o húmeda

Aumento de la distancia de seguridad

Otro de los consejos más efectivos que tenemos a nuestra disposición a la hora de prevenir un accidente de coche en un día de lluvia consiste en aumentar la distancia de seguridad respecto al vehículo que nos precede. De esta manera, tendremos más tiempo para reaccionar en caso de frenazo del vehículo que tenemos delante.

Además, otra de las importantes ventajas que están relacionadas con aumentar la distancia de seguridad es que tendremos una mejor visibilidad, puesto que, si nos colocamos justo detrás del vehículo que nos precede, es muy posible que tengamos problemas de visión debido al exceso de agua.

En esencia, si tienes que conducir con lluvia es esencial que aumentes la distancia de seguridad.

Uso de las luces antiniebla

La reducción de la visibilidad es, sin duda, una de las consecuencias más habituales y, a la vez, más peligrosas de la lluvia intensa. De esta manera, nuestro objetivo no solamente está relacionado con mejorar nuestra visibilidad, sino que también hay que hablar de la importancia de ser vistos correctamente por el resto de los conductores.

En este sentido, cobra importancia el uso de las luces antiniebla, tanto delanteras como traseras, dado que estamos ante una de las mejores soluciones que tenemos a nuestra disposición a la hora de mejorar la visibilidad y, también importante, que nos puedan ver con mayor facilidad.

Especial atención y cuidado con los charcos

Una de las consecuencias más habituales de la lluvia es la formación de charcos en la carretera, siendo esta la principal causa por la que se produce el aquaplaning, una de las situaciones más peligrosas a las que nos podemos enfrentar si tenemos que conducir con lluvia.

¿Qué es el aquaplaning?

Definiremos aquaplaning como aquella situación en la que se acumula agua delante de los neumáticos de forma más rápida de lo que el vehículo puede evacuarla, por lo que la presión del agua empuja por debajo del neumático creando una capa de agua entre la goma y la superficie de la carretera.

La consecuencia de esta situación es perderemos agarre a la carretera, con el peligro de que no podremos frenar o girar, dependiendo de la profundidad del agua o de la velocidad del vehículo. De este modo, es evidente la importancia de evitar los charcos para evitar esta situación tan peligrosa.

Evita circular con los cristales empañados

Una vez más hay que hacer referencia a la importancia de mejorar la visibilidad en los días de lluvia. En este caso, es importante aclarar que una de las consecuencias más habituales de conducir con lluvia es que se empañan los cristales.

Considerando el cambio de temperatura entre el interior y el exterior del vehículo, así como también la elevada humedad que suele darse en los días de lluvia, es habitual que se empañen los cristales, por lo que tenemos que reaccionar rápidamente para evitar perder visibilidad.

La mejor alternativa que tenemos a nuestra disposición consiste en usar la recirculación de aire acondicionado con aire caliente, una solución rápida y efectiva que nos permitirá mejorar la visibilidad en los días de lluvia de forma inmediata.

Finalmente, no podemos concluir este listado de consejos prácticos relacionados con la conducción en días de lluvia sin hacer mención del sentido común en la carretera, lo que significa que debemos conducir de forma tranquila y evitando todo tipo de acciones bruscas como, por ejemplo, adelantar o cambiar de carril de forma acelerada.

En esencia, conducir con lluvia puede ser una situación muy habitual dependiendo del lugar donde residamos, de modo que estamos ante una situación que puede llegar a convertirse como cotidiana, por lo que es indispensable aplicar esta serie de consejos para garantizar la máxima seguridad en la carretera.

Lamentablemente, los días de lluvia son más propicios para sufrir un accidente en la carretera, de forma que es importante reducir estas probabilidades.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)