Como conducir un coche automático

En los últimos años ha aumentado considerablemente la demanda de los coches automáticos, así como se espera que esta tendencia continúe creciendo en un futuro cercano. Conducir un coche automático es bastante diferente en comparación con un coche manual, donde una de las principales diferencias radica en que los coches automáticos únicamente disponen de dos pedales, el acelerador (ubicado en la parte derecha) y el freno, que se sitúa a la izquierda. Si no has conducido nunca un coche automático te interesa el contenido de este artículo, puesto que compartiremos una serie de consejos que nos serán de gran ayuda a la hora de conducir un coche de estas características.
Fecha: 
12/04/2022
 

¿Qué diferencia hay entre un coche automático y uno manual?

Si bien es cierto que conducir un coche automático es una alternativa más sencilla en comparación con un coche manual, dado que no tendremos que cambiar de marchas, es cierto que necesitaremos un período de adaptación a este tipo de vehículos.

Si tienes que conducir un coche automático por primera vez es muy posible que te sientes algo perdido al principio ya que, como hemos comentado anteriormente, este tipo de vehículos únicamente disponen de dos pedales.

Otra de las particularidades que debemos tener en cuenta es que el pedal de freno es más largo y alto en comparación con el pedal de aceleración, mientras que la razón por la cual esta modalidad de vehículo no cuenta con pedal de embrague se debe a que el cambio de marchas es automático y se adecuará a la velocidad del vehículo.

¿Qué pie debemos usar en un coche automático?

Una de las dudas más frecuentes entre aquellas personas que deben conducir un coche automático es saber que pie debemos utilizar a la hora de acelerar o frenar. En este sentido, es importante destacar que es recomendable usar el pie derecho, independientemente de que seamos zurdos o diestros.

La razón por la cual se aconseja usar el pie derecho se debe a que es esencial evitar mantener presionados ambos pedales, de modo que lo más recomendable es tener el pie izquierdo en reposo para evitar cualquier tentación.

Otro consejo que nos será muy útil en el manejo de este tipo de vehículos es comprobar que los espejos estén en la posición adecuada para tener un ángulo de visión óptimo, siendo este un proceso que tendremos que hacer antes de iniciar la ruta.

Además, es importante regular el asiento con el objetivo de encontrar una posición cómoda y correcta que nos permita un manejo adecuado del vehículo en todo momento.

¿Cómo es la palanca de cambios en un coche automático?

La palanca o caja de cambios representa una de las diferencias más destacadas en un vehículo automático, de modo que, a continuación, explicaremos las posiciones que encontraremos en una caja de cambios en un coche automático, aunque es posible que existan pequeñas diferencias dependiendo del modelo de vehículo.

Park

Está representado con la letra P y es aquella posición que usaremos para inmovilizar el vehículo o para aparcar.

Una de las particularidades que debemos tener en cuenta es que en algunos vehículos no se encenderá el motor en caso de que esté habilitada esta posición, así como también es posible que no podamos sacar la llave del vehículo en caso de que el coche no esté en esta posición.

Finalmente, otro detalle que debemos conocer respecto a esta posición es que la opción que tendremos utilizar para apagar el vehículo una vez que hayamos aparcado.

Reverse

En este caso esta posición estará representada con la letra R y corresponde con la marcha atrás de los coches manuales. De esta manera, tendremos que seleccionar esta posición en caso de que tengamos que retroceder o llevar a cabo cualquier maniobra que requiera esta marcha.

Neutral

Esta posición está representada por la N y es el equivalente al punto muerto en un coche manual. Estamos ante una posición ideal para usar en estacionamientos breves como, por ejemplo, en atascos, en semáforos o en pasos de cebras.

Drive

Finalmente, la última posición que encontramos en un coche automático es “Drive”, que viene representado con la D y es la posición que usaremos para circular. En este caso, será el propio vehículo el que decidirá la marcha adecuada durante la conducción, que estará determinada por la velocidad del vehículo.

En esencia, a través de este artículo te hemos explicado cómo conducir un coche automático. Si bien es cierto es que es una alternativa mucho más simple en comparación con un coche manual, es probable que, al principio, necesitemos un tiempo de adaptación a este tipo de vehículo.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)