Cómo arrancar el coche con pinzas

Aunque la batería del coche sin usar dura bastante tiempo, lo más probable es que esta se descargue y no tenga la energía suficiente para que el vehículo reaccione al arranque. Te contamos cómo arrancar el coche con pinzas en el caso de que lo necesites y cómo tienes que encender el vehículo si te encuentras con que no reacciona al primer contacto.
Fecha: 
16/12/2020
 

Primera hora de la mañana dentro del vehículo y… ¡el coche no arranca! Tienes un problema, y lo más seguro es que el estado de la batería del coche te esté dando algún que otro quebradero de cabeza. Para poder arrancar el vehículo, no tienes que hacer malabares. Tan solo tienes que pedir ayuda a un conductor de uno de los vehículos cercanos o a algún conocido. ¡Y tener pinzas!

Te contamos cómo arrancar el coche con pinzas en el caso de que lo necesites y cómo tienes que encender el vehículo si te encuentras con que no reacciona al primer contacto.

¿Por qué tienes que arrancar el coche con pinzas?

Aunque la batería del coche sin usar dura bastante tiempo, lo más probable es que esta se descargue y no tenga la energía suficiente para que el vehículo reaccione al arranque. Por eso, vas a tener que cargar la batería antes de volver a circular con tu vehículo si este no arranca a la primera.

Parece que hablamos del coche como si fuera un móvil, ¿verdad? Técnicamente no lo es, pero todo el sistema electrónico y gran parte de elementos del vehículo, como los tipos de luces del coche, funcionan gracias a la carga de la batería. No es una pieza que suela dar muchos problemas, y generalmente el vehículo te va a avisar mediante el panel de los testigos luminosos del coche. Sin embargo, suele ser el principal motivo por el que el coche no arranque y te veas obligado a cargarla con pinzas. 

Qué hacer para arrancar un coche con pinzas

Como hemos comentado, vas a necesitar la ayuda de otro conductor o de un cargador de baterías portátil adaptado a este tipo de situaciones. La batería del coche se encuentra bajo el capó en la zona de la mecánica del vehículo y para cargar el coche necesitarás un juego de pinzas.

Las pinzas del coche son de color negro y rojo, que marcan las conexiones negativas y positivas en cada cable y que debes tener en cuenta para conectarlos a la batería. Pero antes, es fundamental que sepas que, si vas a arrancar el coche con pinzas siendo ayudado por otro coche, sus carrocerías no pueden entrar en contacto. Es decir, los dos coches no pueden tocarse en el proceso de la carga de la batería, porque puede haber algún cortocircuito o pueden saltar chispas al ejercer de conductores de la electricidad. Así que separa un poco los coches -con unos centímetros bastará- e intenta arrancar el vehículo tras la conexión.

Para conectar las pinzas entre las baterías de los dos coches, esto es lo más importante que tienes que tener en cuenta:

  • Las pinzas del cable rojo tienen que estar enganchadas en los contactos positivos de la batería. Una de ellas la tendrás que conectar en el extremo positivo de la batería de tu coche y la otra al extremo positivo de la batería del otro vehículo.
  • Las pinzas del cable negro se conectarán a los bornes o contactos negativos de la batería de cada vehículo para que la transmisión de la electricidad sea completa.

Una vez conectadas las dos baterías por las pinzas en los extremos correspondientes, tendréis que comenzar la carga. Para ello, el vehículo al que te has conectado, tendrá que arrancar y acelerar ligeramente para favorecer la carga de tu batería. No tendréis que estar horas. Con unos minutos con el motor encendido, podrá apagar el coche y será tu turno de actuar.

Enciende el motor e intenta arrancar tu vehículo. Si la conexión ha sido exitosa, no tendrás impedimento alguno en hacerlo y habrás solucionado tu problema. La carga de la batería del coche con pinzas no debe ser completa, ya que, si puedes arrancar a la primera, luego la batería de cargará cuando circules unos minutos.

Si la conexión ha sido fallida, el problema de que el coche no arranque puede que venga de otro lado. No obstante, asegúrate de que los cables y las pinzas estén en perfecto estado y que el otro vehículo tenga batería suficiente para hacer el proceso de carga. Podéis intentarlo una segunda vez, pero si no funciona, no hagas que el otro vehículo se sobre esfuerce.

También puedes arrancar el coche con pinzas mediante un cargador de baterías portátil. Es más sencillo, ya que únicamente tendrás que encenderlo y conectar las pinzas de igual manera. También puede fallar, así que puedes intentarlo una segunda vez, asegurándote de que el cargador esté en perfectas condiciones. Si ves que no reacciona, el problema está en el interior de tu vehículo.

Lo mejor será que lleves tu vehículo al taller más cercano y de confianza para que puedan revisar su estado y la mecánica interior. Cuando encuentren el foco del problema, podrán comunicártelo y proceder a la reparación. Quizá ha llegado la hora de cambiar de batería o de hacer otra mejora bajo el capó que te permita volver a circular con tu coche lo antes posible.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados

08/09/2020
La eficiencia del motor es la relación directa entre la potencia mecánica y la potencia de...
eficiencia motor
26/05/2020
El confinamiento y el estado de alarma que ha asolado a España en las últimas semanas ha obligado a...
mantenimiento básico del coche
29/10/2020
Hay muchos conductores que se ven obligados a aparcar en la calle y entre los resultados de este...
arrancar coche en frio


Volver
Top