Bombillas halógenas: todo lo que debes saber

Aunque existen algunas alternativas más modernas, la industria automovilística aún utiliza las bombillas halógenas como fuentes lumínicas clásicas. Esto se debe a las mejoras realizadas en este tipo de lámpara, como es la luz de alta calidad y eficiencia, así como el efecto xenón. Actualmente, se caracterizan por ser potentes y con alto rendimiento. Por ello, conoce una visión general de estas bombillas en el siguiente post.
Fecha: 
02/06/2022
Categoría: 
 

¿Qué son las bombillas halógenas?

Son un tipo de iluminación que está elaborada en su interior por la combinación de un filamento de wolframio (también conocido como tungsteno), gas inerte y por último el halógeno.

Esto hace que sea comparada y similar a las bombillas convencionales, que en su interior también cuentan con gas inerte, diferenciándose por la mezcla de gas inerte y el halógeno.

Las bombillas halógenas cuentan con un alcance aproximado de 60 metros, y, en este aspecto, existen otros sistemas de iluminación mucho más evolucionados.

Elementos de las bombillas halógenas

Las bombillas halógenas están compuestas por un tubo de cristal que está fabricado en material cuarzo, debido a su capacidad para soportar las altas temperaturas que se requieren para su funcionamiento.

En el interior del cristal se encuentra el gas halógeno, y sobre un soporte está el filamento de wolframio, todo esto con conexiones exteriores.

El gas halógeno de una bombilla está formado por bromo, yodo, flúor y cloro; estos gases son los utilizados para su elaboración.

El objetivo de los gases halógenos en un sistema de iluminación es que la bombilla sea mucho más eficiente y duradera, evitando que ocurra una reacción química que limite su efectividad.

Cabe destacar que, una bombilla halógena puede ser de alta calidad o considerada premium, sin embargo, nunca emitirá luz azul de forma parecida a la bombilla de xenón.

Esto se debe a que requiere de alta temperatura para realizar esto, y en su caso se dañaría el filamento.

Funcionamiento

Como ya indicamos, para el adecuado funcionamiento de las bombillas halógenas, se necesita de altas temperaturas, y estas deben ser de aproximadamente 250 °C.

De esta manera, se puede realizar el efecto de evaporación del wolframio del filamento, el cual reacciona a la presencia de los halógenos que se encuentran dentro de la bombilla y logran formar un gas.

Por lo tanto, se evita que se aloje algún sólido en la pared interior del cristal, lo que reduce la capacidad lumínica de la lámpara.

Este proceso es repetitivo o cíclico, ya que la reacción del halógeno ante el wolframio se efectúa cuando el filamento está caliente, y, cuando esto cesa, vuelve a su depósito para formar el nuevo gas.

Cómo usar las bombillas halógenas para coches

Estas indicaciones tienen el objetivo que le saques el máximo provecho a estas bombillas, y te puedan durar por mucho más tiempo sin presentar algún daño:

  • Aunque estén frías o a temperatura ambiente, no las toques con las manos, nos referimos de forma específica al cristal de la lámpara, ya que cualquier sucio o grasa en nuestras manos la pueden hacer explotar, por ello, es recomendable utilizar los guantes.

  • En caso de que hayas tenido algún contacto inesperado con la mano directa sin protección a la bombilla halógena, será necesario que limpies la superficie con alcohol.

  • No enciendas las luces nocturnas durante el día, solo en caso obligatorio de que alguna maniobra lo amerite.

  • Al momento de salir con el vehículo, lo primero que debes encender es el motor, posteriormente las luces.

  • Debes hacer lo contrario en caso de apagar el coche: primero apaga las luces y por último el motor.

  • Para lograr mejorar el equilibrio del haz de luz en las bombillas halógenas y alargar su vida útil, remplázalas en pareja.

Bombillas halógenas prohibidas

Las bombillas halógenas se caracterizan por proporcionar gran luminosidad de una forma inmediata, siendo este uno de sus mejores atributos.

Por otra parte, son de bajo coste y tienen la particularidad de ser de larga vida útil. La comercialización de ellas está permitida para los faros de los vehículos y las lámparas de hornos y extractoras. Otras que están permitidas son las de flujo luminoso inferior que cuentan con 60 lúmenes.

En vista de que las bombillas halógenas están en plena evolución o modernización, cada día salen al mercado opciones que no están prohibidas.

Las bombillas permitidas son las E14, G4, G9 y R7 o todas aquellas que sean empleadas en campanas extractoras, lámparas direccionales y los faros de los coches.

Al momento de comprarlas, el principal criterio de compra que debes prestar atención es qué uso le darás a la bombilla. Luego, si puedes evaluar la potencia, tipo de luz que emite y el flujo luminoso.

Sin duda, son una excelente alternativa para incorporar en el sistema de iluminación del coche.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)