Triángulos de emergencia

Cuando tenemos un accidente o desperfecto mecánico que nos obliga a detener el coche, lo primero que debemos hacer es poner los triángulos de emergencia. Estos instrumentos se colocan para alertar al resto de los conductores de que tu automóvil se encuentra paralizado por alguna razón. De esta forma, podrás arreglar el desperfecto mecánico o esperar a la grúa sin temor a ser embestido por otros vehículos, especialmente por las noches cuando la visibilidad es mucho más complicada. Si tienes suerte, quizás otro conductor ve los triángulos de preseñalización puestos y te ayuda a solucionar el inconveniente en tu coche. Ejemplos hay de sobra.
Fecha: 
07/06/2022
 

Lo que sí está claro es que colocar estos instrumentos de seguridad es lo primero que debemos hacer cuando el automóvil sufre un problema mecánico o queda detenido a causa de un accidente de tránsito.

Es por eso que desde Servicios ITV te vamos a contar cómo debes poner los triángulos de emergencia:

¿Cómo colocar correctamente los triángulos de emergencia? 

Para que el resto de los conductores vea que tu coche está paralizado, es fundamental colocar correctamente los triángulos de emergencia.

Por eso, lo más importante que debes tener en cuenta es que estos instrumentos se deben poner de manera perpendicular a la dirección de calzada.

Otra cuestión a tener en cuenta es que, según las características de la vía, puedes necesitar uno o varios triángulos de emergencia.

En el caso de las calzadas que tienen más de tres carriles por cada uno de los sentidos o aquellas que tienen un sentido único, solo es necesario colocar un triángulo detrás de tu vehículo.

Para el resto de las vías, como pueden ser las calzadas de doble sentido con dos o tres carriles, la normativa indica que se deben poner dos triángulos de preseñalización, uno delante y otro detrás.

Esto es para advertir tanto a los vehículos que vienen en el mismo sentido como a aquellos que circulan por el sentido contrario.

En consecuencia, siempre debes tener dos triángulos de emergencia por si tienes un accidente o el automóvil sufre un desperfecto en calzadas de doble sentido.

​Distancia entre los triángulos de emergencia 

Otra de las cuestiones importantes a tener en cuenta es la distancia entre estos elementos de seguridad.

Tal y como sucede con el número de triángulos, la cantidad de metros que separan a los instrumentos tiene estrecha relación con el tipo de vía en el que ocurra el accidente o la avería.

En concreto, cuando tengas que utilizarlos en una calzada con sentido único, o con más de tres carriles por cada uno de los sentidos, lo deberás colocar a unos 50 metros por la parte trasera del coche.

Además, ten en cuenta que el instrumento tiene que ser visible desde los 100 metros de distancia. De esta forma, el resto de los conductores tienen tiempo suficiente para reaccionar.

Si hay que poner dos triángulos de emergencia, también habrá que situar cada uno de los triángulos a 50 metros del vehículo, tanto por delante como por detrás.

La visibilidad también debe ser de, como mínimo, 100 metros porque es una distancia que les permite a los demás conductores verte y, si la necesitas, la grúa te encontrará fácilmente.

Es importante tener en cuenta estas distancias porque son las establecidas por la Dirección General de Tránsito para evitar todo tipo de accidentes,

Hay que tener presente que, si un vehículo circula a 120 Km/h, necesita visualizar el peligro, reaccionar y frenar. Toda esta maniobra puede demorar hasta 113 metros.

Por todo ello, es imprescindible colocar los triángulos de emergencia respetando las distancias porque es la mejor manera de evitar accidentes.

Cabe señalar también que, para garantizar la seguridad en la carretera, la DGT también especifica que se deben utilizar triángulos homologados para señalizar cualquier tipo de accidente de forma obligatoria.

Recuerda que estos instrumentos se deben quitar de la calza una vez que tu vehículo está en condiciones de seguir circulando o, si el problema es grave, la grúa se lo lleve.

En suma, jamás hay que quitar los triángulos de preseñalización hasta que el coche deje de ser un obstáculo y entorpezca la circulación del resto.

Desde Servicios ITV aconsejamos llevar los dos triángulos obligatorios siempre en una zona accesible y a la vista para no perder el tiempo en caso de accidente.

De esta forma podrás poner los instrumentos de seguridad rápidamente, un aspecto clave especialmente en carreteras demasiado transitadas.

Los triángulos de emergencia son elementos de seguridad realmente importantes, que pueden salvar tu vida. Por eso, nunca salgas a la calle sin ellos porque lo puedes lamentar.

Por último, un consejo que te puede parecer una obviedad, pero no lo es. Si tienes un accidente o sufres un desperfecto técnico: mantén siempre la calma, a todos nos puede pasar.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)