ITV en vehículos históricos: todo lo que debes saber

Pasar la ITV en coches históricos es un trámite un poco más costoso que en otros vehículos, por las características que presentan estos automóviles. De todas maneras, si lo mantienes en buen estado no tendrás nada de qué preocuparte. El Real Decreto 920/2017, que entró en vigor el 20 de mayo de 2018, introdujo cambios también para estos casos, especialmente en lo que respecta a la periodicidad de la inspección. Además, estableció nuevas pautas para definir cuando un coche es considerado “histórico”, por lo que es preciso conocer lo que establece la legislación. En este artículo vamos a explicarte cuáles fueron esas modificaciones y los aspectos técnicos y mecánicos que se revisan, además de detallarte los requisitos que debe cumplir un automóvil para ser clasificado como “antiguo”.
Fecha: 
06/04/2022
Categoría: 
 

¿Cuándo se considera histórico a un vehículo?

Como explicamos anteriormente, la entrada en vigor del Real Decreto 920/2017 trajo importantes cambios para la clasificación de los vehículos históricos.

En concreto, en estos momentos un coche es considerado antiguo cuando cumple con los siguientes requisitos:

  • Fue fabricado o matriculado por primera vez hace 30 años como mínimo.

  • Su modelo específico no se fabrica más.

  • Está en su estado general, es decir, no ha sido sometido a ningún cambio importante que altere sus funciones técnicas y mecánicas.

El decreto mantuvo pautas de la legislación anterior para establecer que un coche es histórico. Vale la pena repasar los puntos principales:

  • Todos los coches incluidos en el inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, los que estén declarados bienes de interés cultural o los que hayan participado en algún acontecimiento trascendente de la historia.

  • Los vehículos llamados “de colección”, que son aquellos que han sido fabricados para una ocasión especial, presentan características singulares o son muy escasos.

Periodicidad de la ITV en vehículos históricos

El Real Decreto 920/2017 trajo cambios también en lo que respecta a la ITV para vehículos históricos. Las principales modificaciones tuvieron que ver con la periodicidad con la que hay que hacer la inspección.

Si el vehículo tiene hasta 40 años de antigüedad, deberá hacer la revisión cada dos años. Si tiene de 40 a 45 años, la inspección técnica se hace cada tres años.

Por último, los coches históricos que han sido fabricados o matriculados desde hace más de 45 años deben ir a una estación ITV cada cuatro años.

Cabe destacar que hay situaciones especiales en las que un vehículo de estas características tiene que adelantar la revisión.

Estos supuestos son los siguientes:

  • Cuando el coche ha sufrido un daño importante que afecte sus elementos de seguridad (debe constar en un informe elaborado por un agente de seguridad).

  • Si los componentes y los sistemas de seguridad fueron alterados o modificados.

  • Si el vehículo cambia de uso.

¿Qué aspectos se revisan del coche?

Pasar la ITV en coches históricos es un poco más exigente que en otros vehículos, debido a las características de los automóviles.

Recuerda que al estar fabricados hace varias décadas, los operarios deben hacer una inspección mucho más minuciosa para constatar que está en condiciones de circular.

Los aspectos técnicos y mecánicos que se revisan no varían demasiado que en vehículos particulares. El motor, la dirección, los frenos, la carrocería, el chasis y los neumáticos son algunos de los principales aspectos que se evaluarán el día de la ITV.

Si tienes dudas sobre el estado en el que se encuentra tu coche, te recomendamos que hagas una inspección pre ITV, un servicio que ofrecen varios talleres en España y que consiste en evaluar el vehículo tal y como lo harán los operarios de las estaciones.

Precio ITV coches históricos

Sin duda, la principal ventaja de la ITV para vehículos históricos es la periodicidad con la que deben realizarse. Y la gran desventaja de este tipo de revisiones es el precio.

Para empezar, en concepto de tasas hay que pagar 92,80 euros, que se abona en la Jefatura de Tráfico Provincial de la Comunidad Autónoma correspondiente.

A ese valor hay que agregarle lo que cuesta la ITV, cuyo precio varía en función de la región en la que se lleve a cabo la revisión (en Extremadura, por ejemplo, el costo es de 30 , mientras que en Madrid sale 50 ).

Por otra parte, si es la primera vez que el coche va a hacer la Inspección Técnica Vehicular como “vehículo histórico”, el dueño deberá reunir una serie de documentación que acrediten que es un automóvil antiguo. Y todos estos papeles, por supuesto, tienen un valor.

Como consejo final, te recomendamos que antes de hacerla, pidas cita previa en la estación más cercana para no hacer largas filas el día de la revisión.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)