Guía de cómo conducir de noche

Conducir de noche representa un riesgo para todo tipo de conductor incluyendo los profesionales, las estadísticas indican que el mayor número de accidentes de tráfico ocurren durante la puesta y salida del sol.
Fecha: 
27/04/2022
 

Pero esto no indica que no puedas hacerlo, con el propósito de que conduces con todas las precauciones necesarias ante las dificultades que se te puedan presentar, hemos preparado una guía práctica de cómo conducir de noche.

Ten en cuenta cada uno de estos consejos de conducción nocturna y podrás llegar sin problema a tu destino. 

Dificultades de conducir de noche

Iniciaremos indicándote los factores que te pueden afectar al conducir de noche, de manera que puedas estar atento a ellos y así evitarlos con destreza.

Riesgos propios ocasionados por ti

  • Falta de visibilidad:

    Durante la noche la capacidad de nuestra visión es 20 veces menor a la diurna, lo que implica que el cerebro y vista se someterá a un mayor esfuerzo y terminarás agotado mucho más rápido.

  • Somnolencia:

    Se ha comprobado que durante las 4 a 6 de la mañana el sistema de alerta del cuerpo disminuye, pues el cuerpo reacciona ante la hora de descanso de forma automática.

Riesgos ocasionados por otros conductores

  • Deslumbramiento:

    En caso de que otro vehículo en sentido contrario venga con las luces largas puede hacerte salir de la vía, deberás esquivarlo fijando tu vista a la derecha buscando siempre la línea blanca de la orilla.

  • Conducción temeraria:

    Al conducir de noche hay más probabilidades de coincidir en la vía con conductores cansados o ebrios que no tienen el mayor cuidado, esto representa un riesgo para ellos como para el resto de los conductores en la vía a los que pueden afectar.

  • Animales nocturnos:

    Cuando se conduce de noche en zonas donde puedan salir de forma imprevista algún animal es mejor ir de manera lenta que pueda darte el tiempo suficiente de esquivarlos.

Consejos de cómo conducir de noche

Ahora que conoces las dificultades que te puedes encontrar, te indicaremos las recomendaciones que te harán conducir de una forma segura y así disfrutarás de tus viajes nocturnos.

  • Velocidad moderada: El tener la vía prácticamente sola hace que sientas la necesidad de aumentar la velocidad, pero esto no es recomendable, ya que no podrás evitar cualquier riesgo que se te presente a tiempo. La velocidad recomendada es 90 km/h.

  • Actitud de alerta: Debes ser vigilante de la vía y al mismo tiempo estar atento a través de los espejos retrovisores para prever cualquier situación.

  • Periodos de descanso: Después de ciertos kilómetros debes hacer una parada para descansar, o puede ser cada 2 horas y hacer el debido mantenimiento a los cristales para evitar los deslumbramientos.

  • Condiciones internas del vehículo: Estas deben ser más que favorables, recibir el aire que mantenga fresco el ambiente, buena iluminación interna y en el cuadro de mando, de esta manera se podrá apreciar mejor los elementos externos.

  • Escuchar música: Es recomendable, ya que evita de una manera agradable la somnolencia y te mantiene activo y alerta ante cualquier imprevisto.

Previsiones para conducir de noche

Antes de conducir debes realizar lo siguiente, de manera que puedas tener un viaje seguro y te encuentres lo suficientemente preparado para conducir por la noche.

  • Prepara el vehículo: Debes limpiar las luces traseras, faros, luces de señalización, así como las ventanas y espejos retrovisores.

  • Regula los faros: Asegúrate de que se encuentren en perfecto estado, ya que pueden causar deslumbramiento a otros conductores en la vía y así reducir la visibilidad.

  • No tomar alcohol: Esto incluye ninguna bebida que pueda afectarte la capacidad de conducir de noche, al producir fatiga o somnolencia.

  • No fumar: Aunque sea una costumbre, el cigarrillo contiene nicotina y en combinación con el monóxido de carbono solo hará que disminuya tu visión produciendo sequedad en los ojos.

  • Fallos en el vehículo: Si notas algún problema o sonido extraño en el vehículo, lo más recomendable es que te detengas en un sitio seguro a verificar, en caso de que sea en la vía, no olvides de colocar el triángulo reflector y encender las luces intermitentes.

  • Conducir con lluvia: Esto sin duda aumenta los riesgos de conducir de noche, así que lo más prudente es reducir la velocidad aún más. La forma correcta de conducir en estas condiciones es velocidad baja pero sostenida, evita al máximo acelerar de forma brusca y trata de pisar el freno lo menos posible.

Teniendo en cuenta cada uno de las recomendaciones y consejos de cómo conducir de noche podrás conducir de una forma segura tanto para ti como para los otros conductores de la vía, permitiéndote llegar a tu lugar de destino sin ningún problema.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)