Aparcar en la calle: Los mejores tips y consejos

Aparcar en la calle siempre ha sido un tema de conversación incluso entre los conductores más experimentados. Todos conocemos a alguien que, cuando inicia el proceso de aparcar el coche en un hueco difícil y estrecho, hace las mil maniobras hasta poder encajar el vehículo en condiciones. No obstante, si quieres acelerar este proceso pero, sobre todo, que sea algo fluido y sin complicaciones innecesarias, te damos los mejores consejos sobre cómo aparcar tu coche en la calle en tiempo récord. Hay que tener en cuenta que estos TIPS no resolverán todos vuestros problemas, pero es un primer paso para poder dominar esta técnica, la cual mucha gente no acaba de entender.
Fecha: 
26/04/2022
 

Calcular bien el espacio

Parece una obviedad, pero siempre es necesario calcular con exactitud si tu coche podrá ser aparcado correctamente en el lugar elegido.

Siempre vale la pena hacer un cálculo rápido, dado a que, si no estás seguro y después tienes problemas, puedes acabar, no solo rayando tu coche, sino también el de otros.

Si no es evidente que tu vehículo vaya a caber, meditando bien el tamaño del mismo, sigue buscando, te saldrá mucho más a cuenta.

Trabaja tu maniobrabilidad

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de aparcar en la calle es la maniobrabilidad a la hora de situar tu coche en el hueco que has encontrado. Si has calculado bien el espacio, comentado en el apartado anterior, ahora solo queda encajar la pieza final del rompecabezas.

Intenta entrar tan suavemente como puedas para evitar tener que ir entrando y saliendo de la zona de aparcamiento, ya que puede provocar colas de otros coches en calles transitadas, estrechas o de carácter residencial. Sé amable con el volante y, si tienes una cámara trasera, conviértela en tu mejor amiga.

Problemática al aparcar en la calle

Los problemas que puedan surgir al aparcar en la calle, sin duda, no son pocos. Varios factores determinan la poca recomendación de utilizar este método para poder abandonar vuestro coche, aunque, el más claro de todos, es dejarlo sin protección toda la noche. Aquí es donde pueden surgir las sorpresas más desagradables.

Excrementos de pájaros

Este es un problema clásico, pero si dejas tu coche en una calle que sea transitada por palomas u otros pájaros, prepárate para las probabilidades de encontrarte un obsequio en el parabrisas, capó u otros lugares que deberán ser limpiados con urgencia.

Esto puede dañar gravemente la pintura de tu vehículo y desgastar todo su chasis hasta requerir una visita al mecánico o, en el peor de los casos, tener que pintarlo de nuevo o sustituir la carcasa original.

Residuos de los árboles

Algunos tipos de árboles, sobre todo en la época de la invasión del polen, liberan unas sustancias viscosas y pegajosas que se adhieren a todo el cuerpo y cristales de tu coche, provocando que, a la hora de limpiar, tengas que fregar con todas tus fuerzas para deshacerte de dichos residuos.

Es mucho más recomendable que acudas a un buen túnel de lavado y dejar que ellos se encarguen del problema, y no porque no tengas la capacidad de limpiar el vehículo, sino porque ellos siempre tienen productos mucho más efectivos contra los peligros de aparcar en la calle.

Robos y golpes

Otro clásico de naturaleza repetitiva, son los robos nocturnos y diurnos que puede sufrir tu coche al estar aparcado en una zona de seguridad dudosa o abandonado en la tenebrosidad de la noche. Aquí es donde se producen los hurtos.

Muchas veces no es que quieran robar el vehículo entero. Los robos más comunes suelen recaer en apoderarse de la radio del coche algún objeto de valor que esté a simple vista. Para ello fuerzan la puerta con una palanca o consiguen bajar el cristal de la ventanilla, accediendo a tu coche con más facilidad.

Por eso es muy importante que, si decides aparcar en la calle de noche, no dejes nunca ningún objeto de valor a simple vista o, obviamente, una puerta abierta o cristal bajado. Si bien eso no garantiza nada al 100%, te ayudará a evitarte disgustos, pues la reparación de esa puerta no te la va a pagar el ladrón.

Estos serían los mejores consejos y TIPS a la hora de encarar la necesidad, u obligación, de tener que aparcar en la calle. Intenta siempre aparcar en un interior, en un garaje o en el patio de tu casa.

Debes siempre proteger tu coche a toda costa. Nadie lo va a hacer por ti. Es importante tener siempre el seguro al día y confiar en las manos y palabra de tu mecánico de confianza para evitar que aparcar en la calle sea un motivo de ansiedad.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)