Historia de la ITV: Desde sus orígenes hasta la actualidad

Conocer la historia de la ITV es sumamente importante para entender por qué es un trámite tan importante para el correcto funcionamiento de nuestro vehículo. Es por eso por lo que aquí haremos un breve repaso con todo lo que tienes que saber de la Inspección Técnica Vehicular, desde sus orígenes hasta la actualidad.
Fecha: 
06/04/2022
Categoría: 
 

Primer Reglamento para vehículos

Aunque no lo creas, el primer Reglamento para el mantenimiento de los coches en España apareció a principios del siglo XX, justo en el año 1900.

Por aquel entonces, eran pocos los ciudadanos que tenían vehículo propio y los trámites consistían en una mínima revisión para poder circular sin problemas por la carretera.

En 1924 se publicó un Real Decreto en el que se establecía la necesidad de inspeccionar solo el alumbrado de los coches con el objetivo de evitar accidentes por las noches.

De la Guerra Civil hasta la década de los 60

Antes del estallido de la Guerra Civil Española (1936 - 1939), más precisamente en el año 1934, se modifica aquel primer Real Decreto por el leve aumento de la cantidad de vehículos que circulaban por las calles.

Ese ajuste consistía en la necesidad de revisar, además del alumbrado, algunas cuestiones técnicas importantes, como los frenos y el motor.

La legislación se mantuvo igual hasta la década del 60, momento en donde en España eran furor los SEAT 600. Además, el país estaba experimentando un crecimiento notable en lo que respecta a construcción de carreteras.

En consecuencia, cada vez más españoles tenían su coche propio y, por el buen estado de las calles, se animaban a hacer tramos largos dentro del territorio español.

En el año 1966 se publicó un Real Decreto que indicaba que la inspección técnica era requisito obligatorio en los siguientes tres casos:

  • Si se realizaba una reforma importante en el vehículo.

  • Si el coche sufría un accidente.

  • Antes de la matriculación, para comprobar las características y el estado técnico del coche.

Además, para los transportes de pasajeros y de mercancías se introdujo la obligatoriedad de llevar a cabo una inspección anual.

Lógicamente, todavía no existían las estaciones ITV que conocemos hoy en día, por lo que estas revisiones estaban a cargo de las Jefaturas de Industrias de cada provincia española.

Boom de coches y nuevos desafíos

La década del 70 fue un momento de grandes cambios económicos, políticos y sociales en el país, principalmente por el final de la dictadura franquista (1939 - 1975).

En lo estrictamente automovilístico, la tendencia de los 60 seguía en alza, es decir, cada vez más españoles tenían su coche propio.

A diferencia de lo que sucede en la actualidad, donde mucha gente se cambia de coche de forma recurrente, en ese entonces las personas podían tener el mismo automóvil durante, mínimo, 15 años.

Lógicamente, era necesario hacer una inspección de los modelos más antiguos para constatar que todo estuviera bien y, de esta manera, pudiesen circular sin problemas.

Fue así como en la década de los 70 se publica un nuevo Real Decreto, el cual sostenía lo siguiente:

  • Todos los automóviles con una periodicidad de un año desde su matriculación, o 25.000 km recorridos, debían someterse a una inspección técnica vehicular.

  • Los coches destinados al transporte escolar tenían que ser revisados cada 6 meses.

  • Los vehículos especiales (excavadoras, barredoras, etc.) debían ser inspeccionados 5 años después de su matriculación y luego cada 2 años.

Llega la ITV tal y como la conocemos hoy

Llegamos así a 1985, año importante para la historia de la ITV porque es el momento en el que se establece el Real Decreto 2344/1985 que declara obligatoria la Inspección Técnica Vehicular para coches y motocicletas particulares.

Cabe aclarar que en 1981 ya funcionaban las estaciones ITV, que desde ese año se convirtieron en los únicos lugares habilitados para hacer la revisión.

Además, en 1983 se había establecido la obligación de llevar un distintivo que acredite que el vehículo estaba en óptimas condiciones técnicas (la famosa pegatina).

En ese mismo decreto, la legislación ordena también que los turismos y motocicletas tengan que pasar la revisión a los 5 años de su matriculación y, posteriormente, cada 2 años.

Pero en 1983 la demanda de estaciones ITV todavía no podía hacerle frente a la cantidad de vehículos que circulaban en España, por lo que aquel decreto no podía entrar en vigencia hasta que no hubiese suficientes lugares.

Finalmente, en 1985 estaban las condiciones dadas para la obligatoriedad de la Inspección Técnica Vehicular en España y la legislación empezó a regir en todo el territorio español.

Desde entonces, el decreto ha tenido modificaciones para adaptarse a los nuevos tiempos. Veamos cada cuanto hay que hacer la ITV según el tipo de vehículo que tengas:

Motocicletas:

  • Primera vez a los cuatro años desde la matriculación; luego cada 2 años.

Coches:

  • Hasta 4 años de antigüedad están exentos.

  • De 4 a 10 años de antigüedad, cada 2 años.

  • Más de 10 años de antigüedad, cada año.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos relacionados



Volver
Top
)