Consejos para viajar con altas temperaturas

05/09/2017
Algunas recomendaciones para aquellas épocas del año con altas temperaturas y donde, además, se realizan más desplazamientos por carretera principalmente para disfrutar unos días de descanso en lugares habitualmente bastante alejados de nuestro domicilio habitual.

Los vehículos sufren por tanto una carga de trabajo muy superior a la habitual y en condiciones de temperatura elevadas, que pueden afectar negativamente a algunos elementos de nuestro vehículo, una de las piezas más delicadas es el turbocompresor ya que aunque está preparado para trabajar a temperaturas muy elevadas, en esta época del año resulta más difícil de refrigerar sobre todo después de haber realizado un viaje largo.

Algunos consejos para viajar que te damos son: Para refrigerar el turbo se debe dejar el vehículo un par de minutos a ralentí cuando hacemos una parada para descansar, que es aconsejable realizar cada dos horas o 200 km de viaje, o después de llegar a nuestro destino. En el caso de que no se refrigere bien se puede llegar a dañar el turbo, ya que si lo paramos inmediatamente se puede ocasionar una avería importante, y sobre todo costosa.

SGS - ITV - Recomendaciones con altas temperaturas 2

Otra parte muy importante de nuestro vehículo que sufre mucho debido a las altas temperaturas es la electrónica, que en los vehículos actuales es una parte primordial que controla prácticamente todos los elementos esenciales del vehículo, si la temperatura de las centralitas electrónicas es muy alta y normalmente están ubicadas junto al motor, la electrónica de nuestro coche puede fallar y causarnos una avería imprevista que a veces se resuelve por si misma cuando la temperatura vuelve a descender.

Por lo tanto es muy importante tener todas las tomas de aire del motor limpias y el sistema de refrigeración del vehículo en buen estado, sin pérdidas en el circuito y con los niveles adecuados de líquido refrigerante.

Las altas temperaturas también disminuyen el rendimiento del motor, el motivo es sencillo, cuanto más calor hace, menos volumen de oxígeno encontramos en el aire, por lo que la combustión en los cilindros es peor reduciendo el rendimiento del coche. Es un problema sin solución, perderemos rendimiento pero el coche no se avería por este motivo, en los motores turboalimentados podemos llegar a perder entre 15 y 20 CV, si a esto le añadimos que el aire acondicionado también resta potencia al motor, entre 2 y 15 CV aproximadamente, y que el vehículo va normalmente a plena carga, es algo que debemos tener en consideración a la hora de realizar maniobras arriesgadas, como puede ser un adelantamiento, para así evitar accidentes y que volvamos a casa después de las vacaciones sin ningún contratiempo y con las pilas cargadas.

¿CONOCES A ALGUIEN QUE PUEDA INTERESARLE ESTE ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!


Volver

Todo lo que sabemos de coches y motos, es por tí

Por eso compartimos contigo ideas y consejos en nuestro perfil de Twitter, Facebook y Blog

Facebook Twitter Blog
Inicio - Términos legales - Contacto
Top